Artistas Álbumes Canciones Columnas Playlists Soundtracks caseros

Soundtracks Caseros – 2001: A Space Odyssey

Esta es una playlist ligada a un universo totalmente paralelo y atascado de sonidos alternos a los que Stanley Kubrick nos indujo durante la creación de la obra de arte por excelencia en la ciencia ficción: 2001: A Space Odyssey (1968). Esta es una playlist totalmente casera, llena de apologías, dimensiones y con un poderoso arraigo sonoro a lo que, ahora, Kubrick soñaría. Esto es un hipotético Soundtrack Casero curado por un idílico Kubrick. Una playlist totalmente creada, influenciada y pensada hacia el genio que puso al sci-fi eternamente en la lente.

Esto es un Soundtrack Casero para 2001: A Space Odyssey:

Después de Dr. Strangelove (1964), Lolita (1962) y Paths Of Glory (1957), Stanley Kubrick crearía una atmósfera totalmente alterna a lo ofrecido en su debutante cinematografía. 2001: A Space Odyssey es el referente perfecto de la forma en que Kubrick dictaría la manera de hacer cine alejado de las convencionalidades naturales del negocio hollywoodense.

A Clockwork Orange (1971), The Shining (1980), Full Metal Jacket (1987) y Eyes Wide Shut (1999) establecieron las canónicas fases de cómo Kubrick pensó, fusionó y estableció una realidad alterna inspirada en las letras de Anthony Burgess, Stephen King y Gustav Hasford. Sin embargo, 2001: A Space Odyssey fungió como su obra maestra en los charts cinéfilos, en los ríos de tinta que la prensa especializada le ha dedicado y, sobre todo, en el imaginario colectivo que ha dejado a lo largo de más de 50 años de legado, logrando que Stanley Kubrick todavía sea revitalizado por fans y prensa.

Star Trek: The Original Series (1966), Star Wars (1977), Alien (1979), Mars Attacks! (1996), The Matrix (1999) y A.I. Artificial Intelligence (2001) ocasionaron que el universo del sci-fi, en memoria de Kubrick, aún se mantenga vigente. Stanley Kubrick fue el ícono de la ciencia ficción, influencia total. Por ello, a propósito de los 50 años de legado por 2001: A Space Odyssey, quisimos hacer un homenaje a su persona y a su ecléctica obra maestra en el universo de la ciencia ficción.

A Space Odyssey no es para todos. ¿Habla de la muerte?, ¿habla de un universo alterno?, ¿habla de la humanidad?… Sí. Habla de todo eso, y va más allá. Es una odisea, literalmente, al momento en que la humanidad fue creada a partir de personajes relacionados con un raquítico espectro de vida, humanidad cuyo desarrollo en el planeta Tierra fue tejiendo los caminos hacia un ideal. Lleva, en su inicio, el ideal nietzscheniano por excelencia: el superhombre y el existencialismo, tópicos esenciales en la corriente de Kubrick.

2001: A Space Odyssey está basada en la obra homónima de Arthur C. Clarke, en donde, en una serie de cuentos cortos, una civilización inteligentemente superior a la humana trata de expulsar de la Tierra a los habitantes de ésta utilizando monolitos de cristal.

Sin embargo, Kubrick, en su versión cinematográfica, a comparación de la versión de C. Clarke, recurre al uso de los humanos como elementos y no como herramientas, cambiando esta versión por una más oscura: monolitos de carbón, visibles viajes interdimensionales, crueles hallazgos en el universo, la posterior muerte de la tecnología y el nacimiento de los seres divinos, impuestos por una forma de vida más evolucionada que la humanidad.

Recientemente, el misterio sobre la última escena de Space Odyssey ha sido aclarado. En una entrevista para un documental japonés, “Space Travel 2001”, Kubrick revelaría de forma inédita el final su película:

“Se suponía que la idea era que [Dave] es atrapado por unos entes parecidos a dioses, criaturas de pura energía e inteligencia que no tienen presencia o forma.

Lo ponen donde supongo que podrías describir como un zoo humano, para estudiarlo, y toda su vida pasa desde ese punto en esa habitación. Y no tiene sentido del tiempo. Parece simplemente que pasa como lo hace en el film.

Ellos eligen esta habitación, que es una réplica muy imprecisa de arquitectura francesa. Deliberadamente imprecisa. Porque se estaba sugiriendo que tenían alguna idea de algo que él podría pensar que era bonito, pero no estaban seguros del todo. Igual que no estamos totalmente seguros de qué hacer en los zoos con los animales; intentar darles lo que piensan que es su entorno natural.

En todo caso, cuando acaban con él, tal como ocurre en tantos mitos de todas las culturas del mundo, es transformado en una especie de ser superior y enviado de vuelta a la Tierra, transformado en una especie de Superhombre. Sólo podemos suponer lo que pasa cuando vuelve. Es el patrón de muchas mitologías, y eso es lo que intentábamos sugerir.”

Con la secuencia de Jupiter And Beyond The Infinite en la retina y bajo la confesión de Kubrick, podemos decir que David Bowman es un ser divino. Un Dios para el universo que conocemos, para el mismo Planeta Tierra. El desenlace para el misterioso Star Child (Niño de las Estrellas) que tiene, por fin, un final totalmente justificado.

Kubrick jugó con la religión, la sociedad y la tecnología hasta plasmar un universo totalmente distópico. Creó un Dios totalmente cercano a lo que el cristianismo, el judaísmo, el islamismo, el budismo y el hinduismo predican actualmente.

¡Felices 50, 2001: A Space Odyssey!

Anuncios

0 comments on “Soundtracks Caseros – 2001: A Space Odyssey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: