Columnas Vacas Sagradas

Vacas Sagradas: Dare!

El new wave, a inicios de los ochenta, exigía un rumbo certero de materialización en la industria. El primer esfuerzo destacado por posicionar definitivamente al sonido electrónico en la escena musical de la época se manifiesta en The Pleasure Principle (1979). Aquel boceto del synthpop, acuñado por Gary Numan y construido en fundamento al estilo de KraftwerkUltravox, provocó una bifurcación de directrices sonoras que, en 1981, encontraron convergencia gracias a la tercera producción de The Human League: Dare!, el arquetipo y emblema del pop ochentero.

Previo a la salida de su tercer material discográfico, la agrupación oriunda del Reino Unido sufrió cambios en su alineación y en la dirección del proyecto: la conformación original estaba compuesta por Martin Ware e Ian Marsh en los sintetizadores, Philip Oakey en la voz y Adrian Wright en los visuales. Bajo esta configuración, la banda publicó de forma independiente Reproduction (1979) y Travelogue (1980). Estos trabajos notablemente experimentales y sombríos estaban guiados por la manipulación electrónica de los años setenta y del post-punk.

Sin embargo, el fracaso comercial, el mínimo reconocimiento de la agrupación al exterior del territorio británico (a pesar de haber logrado la difusión de la banda hacia Estados Unidos con Travelogue) y las tensiones internas extinguieron la permanencia de Ware y Marsh, dejando a la cabeza a Oakey, quien, con la colaboración de Wright esta vez en los analógicos, reclutó a Ian Burden, Jo Callis y a una dupla femenina de coristas compuesta por Sussane Sulley y Joanne Catherall. A pesar de la falta de experiencia en las nuevas tecnologías de composición, The Human League dio inicio a una nueva faceta, finalmente consolidada tras la firma de un contrato con Virgin Records y la proyección de su álbum sucesor en manos de Martin Rushent.

Dare! es un modelo de éxito y calidad recíprocos y proporcionales. El giro que le dio Philip Oakey al quinteto, fundado en su honestidad artística, dotó de identidad y corporeidad a la música de la agrupación que, a su vez, vislumbraba el prototipo de éxito musical de aquel momento: un hombre de apariencia andrógina y dos voces femeninas de soporte. Acompañados, además, por la ejecución óptima de las novedades técnicas que proporcionaban los sintetizadores, a través de una obra de diez tracks que, como el titulo del álbum advierte previamente, desafía todas las alternativas de la música pop emergente a inicios del último cuarto del siglo XX. Es, en síntesis, eclecticismo electrónico.

“The Things That Dreams Are Made Of” introduce a la obra mediante la sutileza de armonías disonantes y seductoras, un clímax ambivalente compuesto del frenesí de una secuencia sonora que resulta familiar en los días contemporáneos del EDM un coro entusiasta de argumento hedonista. Es una pieza sólida de dance sin pretensiones que empata con los electrónicos melosos y Numanianos de “Open Your Heart”.

La heterogeneidad de texturas en “The Sound Of The Crowd” y en “Do or Die”, con la limpieza de las percusiones, los bajos vibrantes, la diversidad de matices en los vocales cortesía de Sulley y Catheral y las notas de sintetizador casi secundarias inmortalizaron al estilo primigenio y fugaz del new romatic de Visage y Spandau Ballet. Estos son dos tracks dignos de ser coreografiados en el Blitz Club. La semblanza de las influencias new wave-glam, además, se perciben en el elegante y atemporal diseño visual a cargo de Ken Ansell: un retrato en marialuisa del rostro de Oakey estilizado con labios rojos y ojos delineados.

Los escasos 62 segundos de un Roland System 700 sonando a la intemperie en “Get Carter” ceden protagonismo a los sintetizadores y, en efecto, reiteran el temple synthpop del álbum. Un efecto que se acentúa debido a la naturaleza, en la contemplación y teatralidad alusiva a Bowie, de “I Am the Law”.

El dramatismo de “Darkness” abre un paréntesis sombrío y contrastante pero alentador, pues prescinde casi por completo de la instrumentación tradicional en un ejercicio exploratorio de los sonidos oscuros de tendencias góticas. Asimismo, en “Seconds”, es posible apreciar una composición más reflexiva, tanto en lo lírico como en la ejecución de los electrónicos: la voz de Philip se hace presente en una interpretación declamatoria sobre la vida efímera, intervenida por destellos y samples dispersos que demuestran las potencialidades del synth.

Finalmente, “Love Action (I Believe In Love)” y “Don’t You Want Me” aparecen como uno de los epílogos, en un LP, más enérgicos de la historia musical. Los world hits, denominados como tal a razón de un dialogo antagónico: la motivación al riesgo de enamorarse en contraposición con el rencor de una relación fallida. Ambos conceptos sumergidos en estructuras electrónicas tan potentes como pegajosas y memorables, capaces de trascender del territorio europeo hacia el norteamericano y de una extendida vigencia a través de los años.

Dare! difícilmente se puede reducir al reconocimiento mundial de “Don’t You Want Me”; es la prueba irrefutable de que ser devorado por la industria no implica, necesariamente, subordinación de la creatividad y de la calidad en la producción a la determinación comercial. Del new romantic a las composiciones reflexivas y los pop hits, este trabajo es evidencia de los alcances del synthpop y representa el estandarte del imperio de los sintetizadores.

The Human League se presentará por primera vez en México el próximo 19 de mayo en el Pepsi Center WTC como parte de su Red Live 2018 . Los éxitos de Dare! y de sus más de treinta años de trayectoria estarán presentes en una velada nostálgica y electrónica amenizada, adicionalmente, por la participación de Decada 2 como invitados especiales. Un evento, sin dudas, único e imperdible.

BannerHumanLeague

Anuncios

1 comment on “Vacas Sagradas: Dare!

  1. Pingback: The Human League – Lados B

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s