Vacas Sagradas

Vacas Sagradas: Jane Doe

Converge. Su nombre es una referencia inmediata dentro de la escena del hardcore punk, y cada uno de sus álbumes se ha posicionado como una marca innegable dentro de la música “extrema”. A pesar de la importancia de la cual gozan ahora, hubo un momento que les convertiría en una fuerza seminal, más allá de mantenerse como la reafirmación del estilo dentro del cual se forjaron.

El 4 de septiembre de 2001, la banda lanzó Jane Doe. Desde la portada, el álbum fue curado con cierto nivel de obsesión por parte del vocalista Jacob Bannon. Era un momento en el que la represión selectiva de las emociones debía quedar a un lado en favor de la catarsis; las heridas debían exhibirse, el dolor debía ser escuchado y uno debía liberarse. A partir de la disolución inevitable de una relación, la búsqueda infructuosa de la esperanza conectó con miles en un corte tajante.

Desde el principio del álbum, la disonancia pone en alerta al escucha. Las primeras notas de la guitarra de Kurt Ballou son un augurio que no prepara por completo a nadie. En sólo segundos, la columna se congela con la entrada inclemente de la batería de Ben Koller, y el tiempo parece detenerse cuando la voz de Bannon termina de incorporarse a la mezcla. Sus gritos, casi incomprensibles, poseen un carácter animal, pero la carga emocional de estos requiere ese nivel de entrega.

Sigue el turno de “Fault and Fracture”,  que fluye como continuación natural de la pieza anterior. Con elegancia caótica, los instrumentos de cuerda pierden su origen para formar una masa inconmensurable de distorsión, mientras que los ritmos provistos por Koller y Nate Newton unen todo de forma sublime. Bannon, en su entrega, continúa la narrativa condenada de aquel que lo ha dado todo en vano, por medio de un desarrollo lírico excepcional.

And I spent my last of days burning my oldest of bridges

And I spent my last of nights killing the best of friends

In the company of thieves, liars, beggers and whores

I’ll lay waiting, just waiting for my time to come”

“Distance and Meaning”  comienza con un riff demencial. La dinámica del grupo borra los límites de su influencia en el hardcore para permitir en su dinámica el ominoso “That’s where they die, that’s where they suicide” de Bannon. En un ejemplo de producción magistral, Ballou permite que dentro del caos cada uno de los instrumentos tenga el mayor impacto posible, sin devorarse al grado del olvido.

“Hell to Pay se da paso con un complemento estupendo por parte de Koller y Newton. Más cercano al stoner que a cualquier otra cosa, el vaivén hipnótico de momentos crece con la entrada de una melodía rota por parte de la voz y las guitarras. Como aquel que, en su insomnio, no deja de recordar, la pieza es seductora y demencial en partes iguales.

Tras el “descanso” aparente de “Hell to Pay”, “Homewrecker regresa con la ferocidad de las primeras piezas del álbum. Significativamente más cercano a Black Flag, el coro permite seguir mejor la narrativa del álbum. “No love, no hope” es un grito que se quema en la psique, mientras que el riff del final simplemente explota en la cara.

Las figuras rítmicas de “The Broken Vow son espectaculares. Cada instrumento es parte fundamental de la narrativa; por medio de dinámicas en respuesta, bajo, guitarras y batería, enfatizan el patrón rítmico de las voces, las cuales, en forma de respuesta,  honran a aquellos que han perdido el sentido de amar.

Como reclamo a las promesas vacías y a los cobardes llega “Bitter and Then Some,

“Death to cowards, traitors, and empty words

To those adorned with the touch of rose petals

And the blessed gift of forgetfulness

For these are your years and days to outshine

Push on and soar higher”

“Heaven in Her Arms”, es una disculpa. El remordimiento dentro de una narrativa de odio; de aquel que se siente culpable por el odio y el resentimiento que desprende, mientras que hace una oda a las palabras que nos deshacen, con una base instrumental insana, y cuya dinámica enfatiza la emoción de alguien que no ha comprendido lo que le rodea.

I just needed a lover and I needed a friend

And there you were

Running from forever like all the rest

Three simple words bled me dry

Three simple word (sic) bled us dry, bled us dry

I love you

 

En un cambio diametral, la narrativa se fortalece, una vez más, por la habilidad técnica de todo el grupo. Con un inicio lúgubre, el ritmo se tranquiliza en “Phoenix In Flight. El panorama se abre. La sensación de asfixia que predominaba en el álbum se hace un lado para un momento de reflexión; hasta que lentamente llega a una explosión demencial con “Phoenix In Flames, en una experiencia indescriptible.

Del ataque frenético de las piezas anteriores, “Jane Doe cierra el ciclo homónimo con una serie de texturas monumentales. A estas alturas del disco, uno es parte de una  narrativa donde se quiere escapar. Lentamente, la pieza pule el filo con el que comienza, sin perder fuerza. Conforme el final se acerca, la pieza respira más y la distorsión permite la entrada de melodías más limpias en la guitarra y en la voz, hasta los últimos dos minutos del cierre. En la recta final de la canción, cual avalancha, el grupo se desenvuelve con cualidad liberadora. El clímax llega con un carácter liberador incomparable, hasta que el álbum por fin se extingue, como aquella persona que ahora es una completa desconocida.

Tras el despliegue técnico de este álbum y la diversidad de estilos con los cuales trabajó la agrupación, la prensa y los aficionados rápidamente acuñaron el término metalcore  y mathcore para poder describirle. Surgiría, cobijada bajo estas etiquetas, una plétora de artistas, en una continua alabanza al quinteto originario de Salem. Más allá del impacto dentro de la música, la misma agrupación cambiaría para siempre después de este álbum. Se forzaría la salida del guitarrista Aaron Dalbec, quedando la banda con sólo cuatro integrantes; una configuración con la cual continúan al día de hoy, mientras que la iconografía del álbum se convertiría en su representante en la conciencia colectiva, también hasta el día de hoy.

0 comments on “Vacas Sagradas: Jane Doe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s