Siniestro: El extraño viaje del gótico y post-punk por España

La revolución modernista, multidisciplinaria y radical del post-punk marchó sin problema sobre Inglaterra, Alemania e incluso los Estados Unidos (con el no wave). Sin embargo, esta lucha cultural no fluyó de forma tan natural en otros lugares del planeta.

Neue europa. España, aún no recuperada de Franco, se encontraba entre celebrar y enfrentar su transición política. Aunado a esto, encaraban una peligrosa situación económica. Como parte de la transición cultural, la juventud se vió en la necesidad de darle sentido a su nueva identidad, combinando el valor del folclor y la contracultura. La llamada “movida madrileña” se formularía como una propuesta justa y necesaria que rápidamente encontraría su expansión por el país. Lo interesante sería su desarrollo, que llegaría desde las ambiciones más sobrias hasta lo inconcluso y lo extraño, pues sería recipiente de su mismo cambio.

En principio, este movimiento sería directamente influenciado por la iniciativa del resto de Europa y su intento por generar nuevos espacios de expresión capaces de renovar el espíritu de vanguardia. Llegaría como una mentalidad capaz de tomar la iniciativa sobre la debida atención a la alternativa y círculos de desarrollo intelectual bohemio. Como ya es de esperarse dentro de estos movimientos, la perspectiva nihilista y rebelde de algunos segmentos más cínicos de la juventud se vio cómoda con el surgimiento de nuevas tendencias englobadas por el rock. Lo que llegaba del post-punk era Joy Division y The Cure. En un intento por volverse contemporánea, la imaginación española se encontraba ansiosa de traer, generar y bautizar este movimiento en una transmutación cultural a diferentes lugares, ayudada por diferentes aspectos de lo gótico o, como se le bautizó ahí, lo siniestro. Ahí mismo, la llama del punk también se apagaba y las intenciones de la movida madrileña reconocían esta nueva era con el tropicalizado término afterpunk. En paralelo a la revolución vivida por los británicos y los neoyorquinos, la movida planteaba no sólo música, sino una estética, una moda y una línea de pensamiento que a veces ni estaban ligadas al sonido.

Las primeras muestras de esta intención por una transformación tuvieron lugar en lo gótico. Traídas por líderes de la movida, figuras como Eduardo Benavente con Kaka de Luxe, Parálisis Permanente y Alaska y los Pegamoides lograron postular las ideas básicas de artistas como Siouxsie and the Banshees. Los logros de Benavente, hoy, son difíciles de observar con objetividad por su presentación cursi que raya en lo gracioso, pero la verdad es que, en esta etapa inicial, estaban logrando atraer a sus contemporáneos a un rico y nuevo universo que tal vez no haya sido el más discreto pero sí el más efectivo.

En el caso de Alaska y Los Pegamoides, la música lograba ser más directa y seria. Los frutos de la colaboración, donde Benavente no era el único en control, eran evidentes. Adicionalmente, aquí es relevante observar el transcurso de la carrera de la cantante Alaska, que sirve como ejemplo fundamental de lo que le depararía a esta cultura en España. Su punto de partida con “El Jardín” contra “Ni tú ni nadie” no pudo haber sido adivinado por nadie.

Con una base desde la cual partir, la movida y su clara subcultura gótica emprenderían su camino hacia otros lugares, en busca de nuevas influencias. Con Décima Víctima, llega un post-punk más formal que no esconde su afán por ser Joy Division. A diferencia de sus contemporáneos, esta banda gozaría de una sincera apreciación que les permitiría convergir el valor estético del producto a un movimiento cuya tesis era altamente dependiente de la misma. Décima Víctima le daba una cara serena al movimiento juvenil.

Así, a partir de aquí, fue que la alternativa recorrería caminos más extraños, algunos dando el giro paulatino pero seguro a lo pop y otros tomando la estética del siniestro a los canales del folclor.

Llegaron bandas como Los Coyotes, que ofrecían su semblante punk con un claro interés por la musicalidad en el sentido clásico del rock n roll, como lo planteaban algunos proyecto más indecentes -como The Cramps-. Sin embargo, el interés de Los Coyotes está dirigido a algo más simple y retraído, lo que logró que alcanzaran audiencias que otros artistas y bandas no podían más que enajenar.

De esta manera, el movimiento se vio gozando de bandas con redes de influencia más ricas que al menos ya no aspiraban a hacer marcas de agua, sino crear una verdadera identidad musical española inspirada por el siniestro. Un ejemplo claro es el de Gabinete Cagliari, que hoy permanece como una leyenda nacional por su inteligente incorporación de estética, figura lírica y folclor. Tomando pauta de la austeridad de músicos como Kiko Veneno y figuras de la tradición musical española, consiguieron shock sin terror, folk sin esnobismo. Nació el termino “rock torero” y la banda alcanzó niveles de validez tanto con los de nicho como con las audiencias pop. Sin duda, la banda, consciente de esto, desarrolló en su carrera ambas cualidades.

Por un lado, post-punk directo y al punto:

Por otro, el curioso pero efectivo rock torero:

Mientras tanto, la alternativa aún buscaba maneras de crecer con identidad propia hacia las influencias británicas o, al menos, experimentar. Bandas como Mar Otra Vez vieron en su misión llevar la experimentación del género un poco más lejos pero, sobre todas las cosas, darle seriedad a un género que se suponía intelectual.

Paralelamente, actos como Comité Cisne vieron el valor del rock expresivo y sensible en el jangle pop y tomaron notas de esa desviación, también británica. Así, ya había bandas del siniestro que eran genuinamente oscuras y otras que daban vulnerabilidad a una cultura que, por fin, ya no sonaba tan ridícula. Este fue el giro que más se vio en sintonía con el new wave, coqueteando con lo demás.

La aparición de tales actos fue un elemento crítico para la transformación de lo que se suponía como un movimiento de contracultura en una moda. Lo que entró con Benavente, que se refinaba con Décima Víctima y alcanzaba identidad propia con Los Coyotes, ahora tomaba caminos inesperados hacia su máxima amplitud cultural. No es coincidencia que algunos de los grandes actos de España hacia la mitad de los ochenta y para delante ya habían adaptado estos sonidos y estéticas -tan relevantes en la contracultura- como propias.

En retrospectiva, es difícil pensar en coincidencias. El fervor del siniestro era evidente y quedó enmarcado en los lugares más obvios. La temática romanticista, el misterio y el estilo neo-noir encontraron un grandeza inadvertida en lo melodioso, bailable y melodramático del pop.

Más espeluznante que toda historia de lobos, hijos de la luna y el saber que Alaska es mexicana, es escuchar el gran éxito del rock en español de Duncan Dhu y después comprarlo con “The Boy With The Thorn In His Side” sin hacerse preguntas. La verdad es que nadie tiene la culpa, más que la tendencia.

Para entender la extensión de este fenómeno y su llegada al pop, así como su extensa relación la idea de lo “bohemio” y la elite artistica, quizá uno de los ejemplos más extraños sea la situación del hijo de la actriz del neorrealismo italiano, Lucía Bosé, y del torero Luis Miguel Dominguín: Miguel Bosé. Esta familia reconocida por su estatus de socialité española mantenía relaciones amistosas con Pablo Picasso, Ernest Hemigway y Luchino Visconti, quienes fueron presencias definitivas en la crianza de Bosé. Este empezó una discreta carrera de estrella pop, pero con acceso hacia el mundo de las novedades artisticas se vio en capacidad de adaptar su estilo a traves de su trayectoria. Bosé pasaría de lo infantil y bochornoso de “Don Diablo” (que, sin vergüenza, expresaba la alegría teatral) a un drástico cambio de imagen a lo sobrio y bohemio de “Aire Soy”, en tan sólo cuatro años.

Esta idea, no pretende decir que había una completa conciencia del porqué, pero sí de una estética, una musicalidad y un estado anímico de la cultura gótica y post-punk que llegó hasta los estratos más inimaginables de la cultura en España. Lo que sí hace sentido es que un artista pop elocuente en los estratos de la elite artista fue capaz de apropiarse de la novedad para sus propios fines de manera efectiva.

De esta manera, se vuelve evidente que la idea que se tiene sobre el “artista” también asiste al momento de decidir qué sí se tomará en serio y qué no es más que una revolución juvenil. Tal vez, la concepción del artista en España le concedió al post-punk el poder escabullirse entre su cultura y así figurarse en diferentes y hasta irreconocibles maneras. Parece también que la idea que tenemos de élite artística y la vanguardia no siempre están tan separadas. El camino de una expresión cultural empezando como revolución y terminando como pop no es un caso novedoso, pero sí existen grados de sutileza, transformación y expansión. Los caminos que tomó el siniestro se acoplaron bien entre lo europeo y, específicamente, lo español, siendo innecesarias las líneas de competencia. Ya sea que veamos “Hombre lobo en París” como una canción de post-punk o como un gran hit del rock en español, parece que en ambos casos es exitosa. Ya sea que consideremos a Alaska una extraña en el pop o una pionera del gótico, parece que su relevancia en ambos círculos existe.

Mientras que en los ingleses y americanos le dieron concepción al significado del rock -uno que fundamentalmente es contracultural pero a la vez evoca a las masas y así pelea contra sí mismo-, mientras que los alemanes presumían de su ambición por la vanguardia, parece que, en España, el tema de la “revolución contracultural”, el esnobismo, underground y mainstream y la esencia rock no se dedicaron a combatir, pues su situación era una de nutrir su cultura, de integrarse y detonar la imaginación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s