Listas

Cambiando el escenario: músicos como modelos

 

No es necesario indagar demasiado para darnos cuenta que en cualquier industria se encuentran creadores con puntos de vista bastante particulares que distan por mucho de sus contemporáneos. Dentro de la moda, siempre habrá quienes deseen ver más allá de lo ofrecido por el mainstream y es notorio cuando esa búsqueda creativa los lleva a indagar en disciplinas que poco podrían tener en común con la industria de la moda, como puede ser la música. La imagen de muchos músicos puede considerarse hasta un estereotipo conociendo la perspectiva desde la que han sido vistos por los diseñadores de moda, pero, a diferencia de otras décadas, la gran diversidad de voces y proyectos que coexisten tanto en la moda como en la música ha permitido que algunos músicos se sientan representados dentro del universo de cierta marca o diseñador, muchas veces accediendo a modelar para alguna presentación o campaña.

En mayo de 2017, Alesandro Michele presentó en Florencia la colección Resort 2018 de Gucci. Una de las modelos, sorpresivamente, era Jehnny Beth de Savages. Las prendas utilizadas por Beth (así como las presentadas en toda la colección) difieren bastante de la imagen sobria y oscura de la cantante. Al ser cuestionada sobre la colaboración, afirmó admirar la visión de Michele para una casa tan grande como lo es Gucci, además de sentirse despreocupada por ser esta su primera vez caminando en una pasarela, afirmando: “Si puedo caminar sobre la cabeza de la gente en un concierto, probablemente pueda caminar sobre una alfombra por 3 minutos”. La participación de Beth pasó casi inadvertida, probablemente porque el público habitual de Michele no está familiarizado con Beth o su trabajo como vocalista de la banda de post-punk.

_GUC0434

Como este, hay muchos ejemplos en los que la actitud e imagen de un músico no se ven reflejadas necesariamente en la colección presentada. Pero también hay casos en los que la mancuerna de diseñador y músico/modelo funciona mejor, como con Shayne Oliver de Hood by Air y Alejandro Ghersi, mejor conocido como Arca. El músico venezolano no es ajeno al trabajo de la marca, constantemente utilizando, sobre el escenario y fuera de este, prendas diseñadas por Oliver. La figura andrógina de Ghersi concuerda perfectamente con la imagen proyectada en cada colección (tanto para hombres como mujeres) de la marca neoyorkina, por lo que su participación en distintos aspectos de las presentaciones de HBA han resultado bastante naturales: la más acertada, en la que el músico y productor fungió como modelo en el desfile de menswear Primavera/verano 2016. Las colaboraciones entre ambos no pararon ahí, desembocando en la formación de Wench, un proyecto musical creado de forma bastante espontánea y que sigue dando frutos.

_ARC0127

Otro ejemplo de lo conveniente que puede resultar tener a algún músico como amigo cercano es el de la marca de NY, Rag & Bone. La estrecha relación de Marcus Wainright (director creativo de Rag & Bone) con Thom Yorke ha dado pie a numerosas colaboraciones desde la fundación de la marca en 2002. Yorke ha servido como director musical para desfiles y presentaciones, a veces, incluso, componiendo música exclusivamente para estos y modelando recientemente para la marca en una exposición de fotografías ideada por Wainright para celebrar los 15 años de Rag & Bone, en la que aparecían como modelos algunos personajes claves en su historia.

19-rag-and-bone-fall-17

Más de una vez, las poderosas colecciones de Ann Demeulemeester han mostrado una clara referencia afianzada en la imagen descarada y andrógina característica de Patti Smith. Al ser un ícono, es incuestionable la influencia estética que Smith ha tenido en personajes clave de industrias creativas que van más allá de la música. Las numerosas ocasiones en las que Smith y Demeulemeester han colaborado son momentos cruciales para la marca, y es acertado asegurar que Smith es la mujer Demeulemeester por excelencia.

De forma similar, la amistad de Siouxsie Sioux y Pam Hogg se remonta a mediados de los ochenta, cuando ambas se encontraban en medio del torbellino que fue el post-punk -época en la que Hogg era la responsable de vestir a gente como Sioux o Debbie Harry-. Después de una pausa en su carrera como diseñadora, Hogg presentó, en 2009, una nueva colección que, además de incluir su característico estilo de entallados catsuits y brillantes colores, presentaba territorios de delicadeza en el trabajo de la diseñadora. Previo al regreso de Hogg a las pasarelas, Sioux había usado algunos de sus diseños para la gira promocional de Mantaray (2007).

Siendo la perfecta portadora de las creaciones de Hogg, modeló para la diseñadora en 2010.

0dfaa11075f8574ddfdc483dad31b2aa--pam-hogg-unknown-pleasures

Siouxsie Sioux y Patti Smith son de gran influencia para muchos jóvenes que han encontrado nuevas formas de canalizar el impacto de estas mujeres para acertadamente convertirse en un estandarte de las nuevas generaciones. De manera inmediata, surge el nombre de Alice Glass. Si algo atrajo la atención de muchos hacia Crystal Castles fue la actitud confrontacional, honesta y despreocupada de Glass. Esta personalidad atípica hizo que muchos desearan estar relacionados a la canadiense de alguna forma con tal de exaltar sus propias posturas creativas.

Gracias a algunos antecedentes en los que Glass ejerció como modelo, diseñadores como Alexander Wang pudieron hacerse de su imagen para algunas campañas y desfiles. Aunque no se relacione rápidamente el estilo en los trabajos de Glass y Wang, la visión gótica del diseñador para Otoño 2015 podía fácilmente reflejarse en Glass, quien modeló para la campaña de esta colección.

A visual from the Alexander Wang Fall 2015 campaign.

Si en esta campaña parecía aislada, Alice tomaría un rol más protagónico en 2016, apareciendo como modelo en un desfile y en otra campaña.

4-ALICE_GLASS_ALEXANDER_WANG_FALL_2016_WOMENS_READY-TO-WEAR_YANNIS_VLAMOS_INDIGITALTV-36


A cambio de la marca de Wang, Alexander McQueen (como marca) siempre ha estado impregnada de actitudes similares a las de Glass. Las presentaciones que McQueen creaba jugaban en partes iguales con lo grotesco, lo elegante y lo perturbador. Después de su muerte, Sarah Burton se ha encargado de continuar el legado del diseñador, aunque muchos podrían afirmar que los mejores tiempos de la marca ya han pasado. Aún así, el aura de transgresión sigue rodeando a la firma y todo su entorno, incluyendo sus marcas más pequeñas, como McQ. En su campaña para O/I 2013, se puede apreciar a Glass usando ropa que pareciera tenerla como punto de referencia . El peinado, sin duda, podría desatar discusiones sobre apropiación cultural (que no sería la primera vez, para la marca, en verse manchada por este tipo de acusaciones). La colaboración se aprecia por la autenticidad lograda en la unión de personalidades y por presentar a Glass con una imagen alejada de la que proyecta comúnmente sin perder su identidad.

Sirviendo como una marca pequeña y con un target más joven, McQ siempre ha intentado impregnarse de este aspecto de rebelión que ha caracterizado a la juventud británica. Encontrar a algunos músicos –a veces no tan conocidos- en sus campañas logra este cometido de cierta manera. Posterior a Glass, la marca logró tener a la banda japonesa Bo Ningen en la campaña de Otoño 2016. Las imágenes logran capturar la energía abstracta de la banda y explotan su androginia para vestirlos en prendas creadas tanto para hombre como para mujer.

A veces, el encargado de protagonizar la campaña de alguna marca sirve como portavoz de los cometidos e ideales de ésta. En un movimiento bastante inesperado, Genesis P. Orridge se unió a la marca de Los Angeles, 69, cuya ética antigénero y de experimentación textil -principalmente el empleo inusual de la mezclilla- atrajo la atención de Orridge para la creación de un video dirigido por Hazel Hill McCarthy III y con música compuesta por Douglas J McCarthy de Nitzer Ebb.

Posteriormente, Orridge modelaría para la campaña de Marc Jacobs, quien, aunque puede relacionarse con una imagen muy estereotípica de la moda, se ha rodeado en varias ocasiones de personajes clave en el desarrollo de la contracultura mainstream, tales como Kim Gordon, Marilyn Manson, Chlöe Sevigny, etc. La participación de Orridge en esta serie de fotografías no desentona tanto con su imagen habitual, gracias al estilo oscuro de la ropa creada por Jacobs para esa temporada. Y aunque se posicione como una persona ajena a la moda, Orridge ha colaborado con otras marcas, como Yang Li y Mishka.

4aa7fbdd61dfba969582cefbe517bfa0

Anuncios

0 comments on “Cambiando el escenario: músicos como modelos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s