Canciones Descubre música Listas Playlists

Cómo entrarle a Stars of the Lid y no morir en el intento

La abrumadora canícula texana que remite, por antonomasia, a sus desérticos paisajes donde la naturaleza ha moldeado el horizonte a lo largo de millones de años -los cuales fungen como piedra angular del imaginario sureño- ha servido de inspiración directa a múltiples artistas. El estado de la estrella solitaria se caracteriza por sus corrientes folclóricas, en las que el blues y el rock han hallado gran propagación. Sin embargo, a la zaga de todo el aluvión de heterogéneas agrupaciones, se encuentran un par de taciturnos cuyos ecos celestiales han retumbado por las praderas ambiguas del ambient y el droneStars of the Lid.

En la navidad del 92, Brian McBride y Adam Wiltzie deciden emprender un proyecto -y es inevitable no remitirnos a otro dúo que enriqueció tanto el género como el formado por Fripp y Eno– al notar la afinidad entre ambos; el placer en el tono onírico de Satie y en la extravagancia surrealista de Twin Peaks. Su discografía avala el continuo perfeccionamiento en la técnica, la comprensión del entorno instrumental y la ambición de sumergirse en los recovecos de la sensibilidad humana: desde el modesto pero inquietante Music for Nitrous Oxide, embrión de las exploraciones minimalistas del grupo, hasta el magnánimo And Their Refinement of the Decline, pináculo expresionista del ambient que se vincula con la música académica contemporánea.

Sus composiciones ofrecen la hipnótica convivencia de pedales modificados y secciones de cuerdas, apoyándose para edificar, mediante la prístina yuxtaposición de capas, un vasto edificio sónico que ejemplifica las posibilidades de la música moderna. La íntima recreación de lo clásico a través de loops. En sus presentaciones, escasísimas y altamente esperadas, los músicos de apoyo también se vuelven emisor y receptor de la experiencia, mientras los bañan las proyecciones en la oscuridad, a veces en un foro pequeño y otras en la majestuosidad de una iglesia. Solo así se dejan ver juntos, estos dos tipos embelesados por el sonido, para reproducir su mística, capaces de capturar lo colosal de lo efímero, acoplando lo sacro y lo trivial.

No es fácil profundizar en los terrenos fangosos del drone; por eso te ofrecemos un camino asfaltado para conocer más a detalle el zumbido angelical del dúo estelar de Austin.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

0 comments on “Cómo entrarle a Stars of the Lid y no morir en el intento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: