Columnas Listas Soundtracks caseros

Soundtracks caseros: The Man from Earth

El desmesurado auge que vive la ciencia ficción en Hollywood este año se debe, en gran parte, a la ansiada secuela de Blade Runner, Alien y el episodio VIII de Star Wars. Tres clásicos traídos a la mesa. Refritos. Grandiosas producciones que echan mano de los equipos más sofisticados, actores de alta notoriedad y una propaganda inagotable para garantizar su éxito. Cintas a las que los grandes estudios cinematográficos vuelcan sus expectativas de rentabilidad, proyectos que se han cocinado desde hace años. Resulta evidente que el medio actual se funda en el uso primordial de los efectos especiales como catalizadores de la narrativa visual.

Encontrar películas ambiciosas del género que se inclinen por lo elemental, ora por recursos limitados, ora por la intencionalidad del guión, es una rara avis. Ahí se halla The Man From Earth: un profesor universitario que anuncia su partida tras una década, así de súbito, sin aclaraciones ni miramientos. Sus amigos docentes le organizan una velada de despedida para tratar de averiguar qué lo empuja a huir. Entonces, incitado por la atmósfera de la ocasión, les revela el secreto más grande de la humanidad: él es, en realidad, un magdaleniense de catorce milenios que ha vencido los estragos del tiempo y la mortalidad. Diálogo, diálogo y diálogo. Preguntas y respuestas. Opiniones incisivas. De la incredulidad a la duda. Tal vez, uno de los recorridos más intensos y fascinantes de la cinematografía en el montaje de un simple escenario: la sala rústica de una cabaña a la luz de la chimenea.

Fue escrita por Jerome Bixby -componente de la época dorada de la ciencia ficción televisiva-, cuentista y guionista a quien se le deben algunos de los mejores episodios de Twilight Zone y Star Trek y el argumento de la película Fantastic Voyage. La idea del guión data desde las primeras adaptaciones a la pantalla chica de sus cuentos cortos y es precisamente en el capítulo “Requiem for Methuselah”, de Star Trek, donde se palpa el primer esbozo concreto de lo que sería su obra final, la que concluiría en su lecho de muerte -esa porfiada idea que durante más de cuarenta años tardó en perfeccionar-. Su hijo tropezó ante la negativa de hombres de pantalón largo y directores, hasta dar con Richard Schenkman, el valiente que se animó a rodar íntegro el último trabajo -o mejor dicho, el proyecto de su vida- de un hombre consagrado a la ficción especulativa, con un exiguo presupuesto de doscientos mil dólares.

Noventa minutos de una brillante puesta en escena. Sobre todo, lúdica, donde el absurdo de lo imposible puede llegar a ser posible, un intercambio de ideas cuasi socrático. Encumbrada a título de culto gracias a los tentáculos de la red, al file sharing que consiguió catapultarla hasta la vista -y aceptación- de los cinéfilos más acérrimos. Justo en el mismo año en que Radiohead, del otro lado de la balanza, sacudía la industria con el modelo ofrecido en In Rainbows. 

Esta lista de reproducción trata de sonorizar el asombro ante lo quimérico, la negación furiosa, la asimilación gradual y la posterior incertidumbre de sabernos frágiles. A veces, sólo basta con divagar un poco.

 

 

Anuncios

0 comments on “Soundtracks caseros: The Man from Earth

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: