Columnas Vacas Sagradas

Vacas Sagradas: Milo Goes to College

El punk, en sus viajes de costa a costa y de océano a océano, fue alejándose paulatinamente de sus inicios enraizados en la música pop. Los primeros exponentes del movimiento, antes de que pudiera ser considerado un género, fueron los neoyorquinos cuya música resultó una extensión, si bien diferente, no tan radical del rock de mediados de los setenta. Los Ramones, Patti Smith, Richard Hell, Blondie y los Talking Heads supusieron una revolución musical originada en las tradiciones y estructuras del pop, la cual sería apropiada por los ingleses bajo un concepto de lucha social, alejada de la combinación de escuela de arte y street cred de la escena neoyorquina.

Unos meses después, el punk hizo su regreso a los Estados Unidos. La escena de Nueva York, muy ocupada con el new wave, el no wave y el post-punk, dio paso para que la nueva meca estadounidense del género se instalara en el sur de California. Ahí, el punk se radicalizó y se deformó, convirtiéndose en un estilo de vida y una contracultura que distaba mucho de los grandes íconos punk con contratos de disquera. La actitud e imagen rebelde siempre estuvieron presentes, pero no se volvieron un credo hasta que California se transformó en cuna de una de las revoluciones musicales más importantes del joven género. Pareciera que los participantes de dicha escena, en lugar de construir sobre los cimientos de los padres fundadores, decidieron derrumbar todo y empezar de cero: una visión muy cercana a la filosofía de Tyler Durden en El Club de la Pelea -alcanzar la libertad deshaciéndose de todos los preceptos sociales-.

A través de estas ganas de destruir lo establecido, surgieron nuevas estructuras musicales y maneras de abordarlas. Los tempos se hicieron sumamente rápidos, a la par que lo hacía el speed metal para dar paso al thrash. Las estructuras musicales se volvieron primitivas, dejando a un lado la noción de intro-verso-coro y otorgando libertad para que las canciones se alejaran de la duración establecida en la era de los sencillos de siete pulgadas. Aún cuando el álbum era el rey, decidieron optar por los splits y los EP como formatos de preferencia, ideales en un mundo en el que las disqueras no podían jugar y la distribución se realizaba con una filosofía DIY. Es por eso que, en una escena tan subversiva, resulta impresionante la concepción de una banda como los Descendents.

La primera separación de los Descendents se dio porque su vocalista, Milo Aukerman, partió a la universidad para estudiar química, justo después de que la banda lanzara su debut, Milo Goes to College. Esto ocurrió en un contexto en el que la mayoría de los integrantes de bandas de hardcore vivían como vagabundos. Podemos ver en Aukerman una personalidad y trayectoria muy parecida a la de Rivers Cuomo de Weezer, un ícono que representa lo más nerd del rock moderno. No obstante, los Descendents no son vistos con los mismos ojos que Weezer, con todo y que las letras de Milo Goes to College son casi un manifiesto anti punk que, irónicamente, usa como vehículo el punk.

En el álbum encontramos estructuras estándar, coros, hooks y melodías pop. También están presentes la velocidad, la abrasión y la actitud del punk. Es una actualización de Ramones; A Hard Day’s Night atravesado por un filtro punk. Es la profecía que anunciaba la llegada del pop-punk, el inicio del hardcore melódico. Es, también, una revalorización de las aparentes limitaciones impuestas por un código estricto que buscaba separarse totalmente de la etiqueta pop.

En su búsqueda de este sonido melódico, los Descendents no se plantearon un futuro con éxito comercial o el utilizar estos recursos para volverse más populares. Después de todo, los cimientos de la música seguían siendo hardcore y su concepción material también. Es decir, distribución limitada: condenado a nacer, vivir y morir en el under. No hubo pretensiones de ese tipo en Milo Goes to College, por lo que nadie podía tacharlos de vendidos. Incluso hoy, siendo un álbum de culto y fundamental para el desarrollo de la cara más comercial del punk, el debut de los Descendents sigue siendo un tesoro conocido por sólo una minoría.

En los temas líricos abundan el humor, el enojo y la frustración, tópicos de las bandas de la escena. No obstante, la aproximación de los Descendents raya en lo nerd, algo tabú en el SoCal de principios de los ochenta. Como expresó el crítico Robert Hilburn, “[es] perfecto para el hombre pequeño, el que fue llamado nerd y nunca consiguió a la chica”. Esto se puede apreciar en los sentimientos que conducen canciones como “I’m Not a Punk”, un rechazo fehaciente a formar parte del status quo de su escena; “I’m Not a Loser”, una denuncia de los hijos de papi que abundaban y abundan en Los Ángeles; o “Suburban Home”, el anhelo de pertenecer a la sociedad de acuerdo al estándar del sueño americano. Las temáticas sitúan a la banda en una delgada línea entre la filosofía punk y el ciudadano común y corriente. Este punto medio es el vehículo perfecto para los jóvenes de clase media y los adolescentes de zonas suburbanas con tendencias rebeldes, pero también con suficiente educación para buscar una carrera universitaria. Es decir, aquellos que se vieron en la situación de Milo Aukerman: científico de día, ídolo punk de noche.

Al final, el gran legado de Milo Goes to College, más allá de su influencia en el hardcore melódico, es la apertura que dio al género. Demostró que cualquiera puede pertenecer a una escena que parecía dominada por estereotipos machos y violentos. Dio variedad y oxígeno a un género que, en sólo un par de años, ya se había quemado. Hizo que tú o yo, los “rebeldes” que decidimos ir a la universidad y anhelar un hogar con comodidades, nos sintiéramos parte de algo peligroso, de algo igual de importante y trascendental que un título universitario. Milo Goes to College es la puerta de entrada a un lugar en el que los nerds dominan en el mundo y, sobre todo, en el punk.

Anuncios

0 comments on “Vacas Sagradas: Milo Goes to College

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s