Descubre música Música Nueva: Garantía Lados B

Garantía Lados B: Slowdive

Durante los últimos quince años, el shoegaze se ha encontrado dentro de una paradoja, una distorsión de la distorsión que permite mantener la esencia de un sonido que parecía haberse difuminado a finales de los noventa. A través de la manipulación provocada por los proyectos que se han intentado introducir al reverb y los sonidos etéreos, algunos con éxito, han aparecido DIIV, Wild Nothing, School Of Seven Bells, M83, entre otros. Estos proponen, generalmente, composiciones de carácter dream-pop que, si bien no está desligado del shoegazin’, es una expresión condensada de este. A estas agrupaciones se les han sumado regresos importantes como el de My Bloody ValentineThe Jesus And Mary Chain y Ride con sus respectivos álbumes: MVB (2013), Damage And Joy (2017) y el próximo Weather Diaries (2017).

¿Aún se pueden fijar las miradas al suelo, en reacción al éxtasis provocado por los wall of sound de las guitarras que funden progresivamente las voces en eco? Slowdive, con su homónimo y primer LP en veintidós años, regresa y afirma esta posibilidad.

Slowdive se posicionó como un referente del shoegaze gracias a tres álbumes: su debut, Just For A Day (1991), con sonidos primitivos, eufóricos y elevados abrió paso a Souvlaki (1994), que demostró el potencial suficiente para consolidar una obra maestra como su segundo trabajo de estudio y para experimentar, junto con Pygmalion (1995), en los terrenos sonoros más complejos del ambient y la instrumentación. En Slowdive, continuado la línea sonora de Souvlaki, se proyectan las consecuencias de reanudar el viaje dos décadas después.

“Slomo”, en la introducción, con un riff de guitarra y batería cargados de reverb, nos llevan a los susurros “Give me your love, it’s a curious love. Give me your heart, it’s a curious thing…“, en petición a dejarse llevar por el trip sonoro que continuará con “Star Roving”, track que ya se había filtrado hace un par de meses como preview del álbum y que llena de energía la excursión hasta “Don’t Know Why”. Esta suaviza el impacto al mismo tiempo que las voces, cuerdas y percusiones se escuchan progresivamente más heterogéneas y la nostalgia comienza a hacerse presente.

En “Sugar For The Pill” y “No Longer Making Time”, los momentos más entrañables del álbum, es más notorio el paso del tiempo. A través de estructuras que remiten a “Allison” y “Here She Comes”, de añoranza y de un sonido más dream pop, las voces de Rachel Goswell y Neil Halstead se escuchan más limpias que nunca y, como consecuencia, más longevas, provocando un flashback que pesa al caer en cuenta del pasado. Esta emotividad, con acordes optimistas, logra amortiguar “Everyone Knows”, interludio entre ambas piezas.

Finalmente, “Go Get It” hace descender vigorosamente del viaje. Un encore de seis minutos que aterriza en las notas sutiles de “Falling Ashes”, funciona a la manera de un íntimo epílogo.

Slowdive es un ejemplo de que el tiempo trae consigo maduración y experiencia fundada en la esencia. Este es un regreso que no se despega de sus raíces; las refuerza. Así, sin necesidad de innovación ni gran extensión, el cuarto álbum de estudio del quinteto de Berkshire ofrece un shoegaze como debe ser: música para volar.

Anuncios

0 comments on “Garantía Lados B: Slowdive

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s