Columnas Vacas Sagradas

Vacas Sagradas: Bitches Brew

Después de 1954, cuando firmó con Columbia y se consagró con Round About Midnight, Miles Davis encontró un patrón a través del cual se movería entre la producción de álbumes de big band y sesiones más personales con otros artistas en el medio, realizando interpretaciones de estándares, futuros estándares y composiciones propias que le dieron un lugar prominente en la escena del jazz.

Para finales de la década de los sesenta, Davis gozaba de los privilegios a los que cientos de personas de color aspiraban en una sociedad de blancos. No sólo era visto como una celebridad en el ámbito musical, sino que era un referente para la moda y la opinión, algo que aprovechó tanto para apoyar a otros artistas como para deslindarse de los estereotipos y expectativas de la “sociedad blanca”.

Tras el lanzamiento de In A Silent Way (1969), críticos del jazz y del rock se encontraron perplejos ante un monolito que sacudió por completo las expectativas de estos géneros. Se toparon con algo que superaba a ambos al integrar en la composición semejanzas estructurales de las sonatas y pasajes ambientales. Por una parte, los críticos de jazz que no estaban muy en contacto con el rock lo despreciaban por los elementos que adoptó de este; por otra, críticos de rock apreciaban su acercamiento a dicho género.

A pesar de la conmoción que pudo haber causado In A Silent Way, la naturaleza evolutiva de Davis lo llevó a dar un paso enorme en su proceso de creación. Elevó lo aprendido en su esfuerzo anterior para crear lo que ahora es un parteaguas en la historia del jazzBitches Brew.

Subversivo y cínico, Bitches Brew es un álbum que llegó en un momento crucial dentro de la historia estadounidense. El movimiento del Black Power se afianzaba y, mientras diversos músicos afroamericanos exaltaban sus raíces, la idea de integrar la “música blanca” se veía como algo cercano a la herejía. Muchos críticos lo consideraron una aberración bastarda de la música negra, creada como basura genérica para satisfacer una necesidad comercial.

A pesar de la crítica negativa, el álbum es innegablemente un hito, tanto en su impacto como en su creación. Todo lo que se había experimentado en A Silent Way se pule y se expande. Las piezas existen para sí mismas, abandonando la concepción tradicional de las progresiones. La psicodelia se hace presente, la interacción entre los sonidos de las guitarras eléctricas y el Fender Rhodes se da de una forma más orgánica, mientras que se trabaja con una base rítmica colosal, en donde la inclusión de hasta once músicos le da un carácter robusto y un papel central dentro del ensamble que se había apreciado más en el rock –muy diferente a cualquiera de los trabajos anteriores de Davis y al jazz de la época-.

Bitches Brew comienza con “Pharaoh’s Dance”, una pista que, gracias a su estructura, descompone y reforma al escucha mientras se desenvuelve en un trance marcado por el sonido particular del clarinete barítono de Benny Baupin y la brillante ejecución de Miles. Al concluir sus veinte minutos, “Bitches Brew” se hace presente para recrear el sentimiento establecido por “Pharao’s Dance”, moldeando las improvisaciones en un ambiente misterioso marcado por un ostinato de bajo, en donde la dinámica y los efectos toman un papel protagónico.

En las siguientes canciones, la sorpresa se mantiene como una constante al generar expectativa y destruirla por medio de un excelente manejo de los conceptos de ambiente, tiempo y reposo. También existe un magistral manejo de la narrativa, que varía lo suficiente para ser un álbum intrínsecamente cautivante.

Este es un llamado a la evolución: desde la portada creada por Mati Klarwein -en donde la herencia y la unión de culturas se retrata con fuerza- hasta el extenso trabajo de edición realizado por Teo Macero. Bitches Brew reflejó en su momento la inevitable intersección cultural que abriría el paso a las diferentes posibilidades estilísticas y comerciales del jazz y de la música negra.

 

Anuncios

0 comments on “Vacas Sagradas: Bitches Brew

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s