7 álbumes recientes que se apropiaron del Black Metal

El hablar de cambio cuando se habla de black metal es algo que se puede recibir tanto con aceptación como con reproche. Generalmente, el marcado purismo por el cual se rige la ideología de quienes se identifican con el llamado Trve Kvlt y la persistente exaltación de las bandas de la primera y segunda ola del género como Celtic Frost y Mayhem, tiende a provocar que proyectos que buscan salir de esos moldes sean recibidos de forma negativa, causando que se perciban como algo “inferior” o una “aberración” del género. Como consecuencia, un sinfín de bandas nuevas, aunque han logrado crear muy buen material, se sienten “vacías”.

A su vez, no es raro encontrar proyectos que han evolucionado de tal forma que, aunque mantienen la esencia fría y oscura del género, se abrieron paso entre fanáticos de otros géneros, rompiendo estigmas al crear piezas memorables como New Bermuda de Deafheaven y las obras de Ulver. Los siguientes son siete álbumes recientes que no sólo han sido inspirados por el black metal, sino que en su propio derecho lograron algo único.

Vice Regalia (2015) – The Mire
 Vice-Regalia_The

The Mire fue uno de los proyectos más prometedores de esta década. La combinación de post-metal, progresivo y diferentes estilos, así como un buen balance entre la composición y el trabajo vocal del líder del grupo, Robin Urbina, le dio gran notoriedad a nivel mundial. Es una pena que, a pesar de su creciente aceptación, el proyecto muriera, dejando una última joya en Vice Regalia.

Sin ser el mejor trabajo bajo el nombre de The Mire, Urbino hizo un EP excepcional, en el que, más allá de permanecer en su zona de confort, expandió el sonido que había establecido la banda al incluir blast beats y guitarras reminiscentes del black-thrash a lo largo de toda la obra, riffs de guitarra masivos y técnicos, así como pasajes instrumentales en los que la atmósfera captura al escucha. Si bien es una colección que brilla tanto por sus aciertos como por sus errores, sobresale por su honestidad y por lo que pudo haber sido.

M (2015) – Myrkur

Myrkur M

La entrada de la cantante danesa Amelie Bruun y su proyecto Myrkur al mundo del metal fue difícil, por decir lo menos. Su acercamiento poco tradicional al black metal ha causado que fanáticos y puristas del género le critiquen bajo la creciente tendencia de denunciar y ridiculizar todo aquello que pudiera ser considerado “hipster”. Fuera de esto, es gracias a su enfoque que su primer full-length, M, sea uno de los álbumes más interesantes que se ha producido dentro del género en años recientes.

El álbum comienza con “Skøgen Skulle Dø”, la cual captura perfectamente las influencias principales de Amelie y, en general, el carácter del álbum al integrar arreglos corales que dan una atmósfera ominosa junto con pasajes folclóricos que incrementan la tensión para llegar de lleno a riffs que evocan el sonido de bandas como Burzum o Hades. La receta se mantiene durante todo el álbum sin volverse repetitiva, ofreciendo piezas que tienden más al hard-rock como “Dybt I Skoven” así como canciones en piano como “Byssan Lull”, las cuales expanden la narrativa que maneja Bruun.

Derrière-Nous la Lumiere (2016) – Throane

Throane

Creado por el diseñador gráfico francés Dehn Sora, Throane llegó de golpe con un álbum debut que puede ser descrito principalmente como desolador y opresivo. La forma en la que se construyó se aleja de los lineamientos tradicionales del black metal: deja a un lado la velocidad y la agresión en favor de crear un paisaje sonoro, limita el uso del doble pedal a un mínimo y lleva a la voz a un segundo plano en el cual actúa junto a los demás instrumentos para transmitir un sentimiento marcado de dolor.

Desde el inicio del álbum, con “Sortez Vos Lame, Que Nous Perdions Avec Nos Poings”, hasta el cierre, esta entrega es emocionalmente abrumadora; juega con construcciones masivas de tensión que son recompensadas con pasajes que fungen como anticlímax, rompiendo con cualquier expectativa del escucha.

Cruel y engañosamente atractivo, es un álbum que, para poder asimilarlo, definitivamente debe escucharse más de una vez.

Kvelertak (2011)Kvelertak

Kvelertak_Kvelertak

El término black n’ roll normalmente se atribuye a bandas que combinan elementos tradicionales del rock n’ roll con elementos del black metal. Los principales referentes de esta subdivisión eran “K.I.N.G”, de la banda noruega Satyricon, y “The storm I Ride”, de I. Sin embargo, no fue sino hasta 2011 con la llegada de Kvelertak y su álbum homónimo que existió un interés real por explorar las posibilidades sonoras de esta subdivisión.

Fiel a todas sus influencias, el primer trabajo de Kvelertak logró lo que pocos: encontrar equilibrio. De igual manera, hizo un trabajo notable al crear canciones explosivas de principio a fin, en las que la disonancia y la agresividad del black metal se unen a melodías pegajosas y bien pensadas, ritmos llenos de energía y una buena dosis de paganismo, tratando temas del folclor y la mitología nórdica.

SIBIIR (2016) – SIBIIR

Sibiir_Sibiir

De forma contraria al trabajo de Throane, el cual se rige más en un ámbito meditativo, SIIBIR aborda su debút en el género de forma frenética. Bajo una fuerte influencia de blackgaze, la segunda ola del black metal y el hardcore se presenta de forma implacable en lo que puede ser descrito como un caos controlado dentro de un universo en el cual la ultra-violencia y la oscuridad conviven.

Las primeras dos piezas del álbum, “Bekmörke” y “These Rats We Deny” evocan el sonido de bandas como Dillinger Escape Plan bien integrado al black-thrash. Conforme avanza el álbum, se mantiene relevante y adquiere una nueva dimensión al mezclar un poco de progresivo al estilo de Mastodon, en “Silence the Seagulls” y “Erase & Adapt”, y al marcar sus influencias de blackgaze en “Guillotines”. Sin duda, es una obra que da entrada al oscuro futuro de la banda y permite imaginar cómo evolucionará su sonido.

Deformed Worship (2013) – Raspberry Bulbs

DW_Raspberry Bulbs

Inspirado por el espíritu del DIY, Marco del Rio, mejor conocido como “He Who Crushes Teeth”, creó Raspberry Bulbs. En su primer álbum, Nature Tries Again, presentó canciones en las que el punk lleno de fuzz se encontró con frases melódicas memorables y el ladrido agresivo de Del Rio. Sin embargo, no fue hasta su segundo lanzamiento, Deformed Worship, que el proyecto pudo sobresalir.

Una de las diferencias principales de Deformed Worship con respecto a su antecesor es que el proyecto cambió a ser un quinteto, permitiendo a Del Rio enfocarse en la agresividad de su ladrido y a que las canciones se dieran de una forma más orgánica. Esto le hizo posible agregarle el groove y la expresividad que faltaban en su primer disco. Es gracias a ello que en Deformed Worship se puede escuchar una mezcla mejor balanceada entre el punk, el black metal y el pop, gracias a una composición bien definida de principio a fin y a una producción que, aunque sucia y oscura en su naturaleza, exhibe de la mejor manera cada aspecto del proyecto.

Viscera (2016) – Haunted Shores

Haunted Shores _ Viscera

Viscera podría haberse pasado de largo debido a su origen; un EP de 32 minutos presentado por los guitarristas de Periphery, Mark Holcomb y Misha Mansoor, llevó a muchos a creer que se trataría meramente de un refrito del sonido de su banda principal. No obstante, Viscera demuestra en su corta duración que, si bien mantiene elementos del djent, no se limita a un sólo estilo, al integrar características del death metal  y el thrash a una base innegablemente inspirada por el black metal.  Esta amalgama de sonidos cambia ligeramente de canción en canción, al permitir explorar nuevas posibilidades sonoras y estructurales al integrar pasajes orquestales de un carácter épico a blast-beats y riffs contundentes.
La canción “Norway Jose”, además de ser un guiño a las bandas de la primera y segunda ola de black metal, cuenta con la participación de Jørgen Munkeby de la banda noruega Shining, en donde su saxofón aporta una línea llena de tensión que da una mayor profundidad al carácter del disco. Por su lado, “Feed the Wolf” cuenta con la participación de Devin Townsend, quien en una ejecución ejemplar hace gala de su habilidad vocal y da una cualidad teatral a la pieza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s