Soundtracks caseros: Blade Runner

Lo más interesante de Blade Runner, al menos para mí, va más allá de los temas filosóficos y los simbolismos ocultos, incluso más allá de las excelentes interpretaciones de Harrison FordRutger Hauer. Lo que realmente me llama la atención cada que veo la película de Ridley Scott es el diseño de producción, algo que me impactó de igual manera en su película anterior, Alien. De manera similar que la película del xenomorfo, Blade Runner presenta un panorama oscuro y desolador, un futuro tecnológico contrario a lo previsto por KubrickLucas, donde la pureza y modernidad del color blanco se hacen a un lado para dar pie a un futuro industrial y sucio, sin ningún tipo de minimalismo y con mucha contaminación visual.

Blade Runner sitúa su diégesis en una distópica Los Ángeles, en el año 2019. La ciudad es el ejemplo perfecto de las grandes fantasías cyberpunk, con un toque añadido de la estética noir de los clásicos de los ’40 y los ’50. Es la misma esencia que hace ecos de la versión cinematográfica de Neo-Tokyo en Akira o de Zion en The Matrix, así como en diversos clásicos de la estética cyberpunk como Ghost in the Shell o 12 Monkeys. Pero, a diferencia de estos títulos, el L.A. de Blade Runner tiene ciertas connotaciones que presentan a la ciudad como una realidad más cercana que ajena.

Basta darse una vuelta por el centro de cualquier gran metrópolis durante la noche para tener la misma sensación que Scott buscaba comunicar con su visión de Los Ángeles, la cual, por cierto, dista completamente de la versión actual de la ciudad, que reside en el imaginario colectivo como un paraíso de sol y estilo de vida relajado. Éste Los Ángeles está lleno de ilegalidad e informalidad, suciedad y oscuridad; no hay rastros de sus playas o días soleados, ni de su gente jovial, al menos no en el submundo en el cual Deckard lleva a cabo su labor. Pareciera más una visión distópica de los rincones más recónditos de la Tokyo o de Nueva York, una versión caótica de Times Square o de Shibuya. Y es curioso que, en general, este Los Ángeles parece ser más una ciudad oriental que un estadounidense, ya que en este universo, la cultura oriental es la nueva potencia económica del mundo, y por tanto, la cultura se consume en sus términos, tal vez un atisbo del futuro que nos espera bajo el orden económico de China en el mundo post-Trump.

Éste playlist es una tributo al L.A. del 2019, al cyberpunk y al noir. Un abrazo a la tecnología en sus facetas más corruptas y oscuras.

Nota: el playlist de Spotify y el de Apple Music difieren en una canción, debido al catálogo de ambos servicios. También es un buen bonus para uno u otro servicio de streaming, al estilo de los pokémones exclusivos para la versión roja y la versión azul.

Da click acá para el playlist de Apple Music.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s