¿Cuál es la pieza artística del rock?

En la mayoría de las artes, es fácil identificar qué o cuál es la obra de arte per se. Por ejemplo, el pintor crea una pintura; el escultor crea una escultura; el cineasta crea una película. Generalmente es fácil asociar un elemento artístico proveniente del artista. Pero cuando se trata de la música, sucede algo un poco más abstracto y sujeto al debate.

En la música clásica, por ejemplo, el compositor es el que escribe en una partitura sus ideas y se deja a la interpretación de un tercero. Lo mismo sucede con el jazz o blues, géneros que basan su estructura en la interpretación e improvisación. Es en esta última en la que los músicos hacen propia la pieza compuesta. Entonces, en este sentido, la presentación en vivo de una pieza musical es el verdadero objeto artístico.

Mucho se ha hablado de la importancia de la música y, concretamente, del rock como representación artística y social. Siguiendo la idea anterior, son realmente las presentaciones en vivo donde los artistas ofrecen la forma más pura y cruda de su sonido y personalidad. La presentación se aleja de su contraparte grabada y se hace única, en cierto sentido.

Por otro lado, se tiene el actual modelo de la industria musical: los sencillos o canciones. Hoy en día las canciones son lo que representan a los artistas y, al concentrarse en la producción de estas, se genera todo el trabajo artístico. Generalmente, al indagar en listas de reproducción de otras personas, en ellas se encuentran canciones y no álbumes. Este modelo no debe parecernos algo extraño ya que era esa misma fórmula la que se utilizaba a mediados del siglo pasado, donde se identificaban canciones, y no álbumes, de artistas.

Tomando de nuevo el ejemplo del cineasta, una película se basa en secuencias de escenas y varias tomas de estas, además de la edición y el montaje. Un proceso similar sucede al grabar una canción, un proceso que la vuelve inmutable y perpetua.

Aún así, existe otra opción en la que puede caer el sentido artístico, la obra de arte: el álbum musical. Tomando nuevamente el ejemplo del cineasta, la canción representaría una escena y es únicamente cuando todas las escenas se editan, se unen y tienen coherencia entre sí cuando nace una película o, en este caso, un álbum musical. Es esta misma coherencia estilística y estética la que hace de un álbum musical algo más que un compendio de canciones. Prueba de ello son los álbumes conceptuales y la afición por comprar discos de vinil. El disco como objeto llega a estar en contacto físico con la audiencia, enriqueciendo la experiencia.

A fin de cuentas ¿qué es lo que hace tan especial al rock? Creo que es una mezcla de los elementos ya mencionados más su capacidad de generar algo en el escucha. Puede ser que ese algo sea la pieza u objeto artístico del rock: un elemento ambiguo que es diferente para cada persona y que, sin embargo, está presente al reproducir alguna de las piezas de nuestra colección musical.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s