Canciones Listas

7 clásicos de UKG

Estamos en una posición privilegiada que nos permite observar géneros tales como el hip-hop y la electrónica en pleno desarrollo. A su relativamente corta edad, estos son recipientes de un rico contexto artístico para las reformas, alteraciones e inventivas. Así, al ser testigos, también nos convertimos en recolectores de información cuando miramos en retrospectiva de lo que se ha logrado.

Por parte de la electrónica, ya exploramos los originarios chicago house y detroit techno, que a su vez nos van guiado hacia sus ramificaciones europeas. La situación se complica al tener escenas tan importantes como la del IDM y ambient moderno, pero también vale la pena hablar de aquellas expresiones que no discriminaron entre pasión y visión -aquellas en las que dance music y futurismo convivían como uno mismo-. Esta vez no nos toca hablar del dub ni del dubstep, tampoco del breakbeat, jungle, drum and bass, 2-step ni dancehall, pero si del UK Garage, que no sólo incluye muchos de estos estilos sino que también transformó la percepción de esta entregada comunidad, que estaba tomando su voluntad con total fuerza.

Hoy, el UKG es un género que sigue nutriendo diversas esferas sociales, permitiendo así diversidad en su alcance expresivo, ofreciendo su abundante personalidad a lo cultural, a lo emocional, a lo tecnológico y a lo musical. El UKG se posicionó en los noventa, cuando el techno y el house fueron transformados por mayor y mejor tecnología y experiencia, logrando un cambio de rostro de lo caricaturesco a lo físico. Las síncopas y trucos de producción hicieron de lo inusual algo concreto, estremecedor e intoxicante. Socialmente, la creciente cultura nocturna era una donde los noctámbulos buscaban glamour y trance sin divisiones. Tomando nota del DIY americano, arrancaron sus propios espacios con sus propias dinámicas. Inglaterra se enaltecía como circuito de la experiencia nocturna de liberación y vanguardia, en la cual, bajo un grueso velo, se combinaba lo tosco con lo nuevo. Había nacido una comunidad de liviandad en su propia exigencia. 

Aquí resumimos siete clásicos del UKG que siguen disparando memorias en aquellos que, no hace mucho, experimentaron las grandes noches que el dance music inglés tuvo que ofrecer al mundo.

(Nota: Todas las fotografías que aparecen en este artículo pertenecen al portafolio fotográfico de Ewen Spencer, referenciado al final del texto.)

“Feel My Love” – The Jam Experience (1993)

Twice as Nice, The End, London,1999

Para definir la esencia del UKG, nos referimos mucho al dub y lo que, en otro lugar del mundo y con otra intención, A Tribe Called Quest proféticamente llamaría The Low End Theory. Esta canción representa uno de esos casos que se sienten atemporales y extraños; por esto mismo se reconoce como el primer ejemplo legítimo de UKG. Los samples vocales y las trompetas esporádicas nos recuerdan al sentido más comercial del house en ámbitos populares, pero la situación del bajo y la batería habían cambiado. Estas últimas, con una aspiración rebotante, cortada y llena de breakbeats, aludían al jungle y 2-step que también burbujeaba en la vida nocturna. En coexistencia con un sincopado y prominente bajo, creaban un espacio para la instrumentación en la mezcla de profundidad y contraste como nunca antes había sido escuchada en el joven género.

“Never Gonna Let You Go” – Tina Moore (Kelly G Remix) (1997)

Twice as Nice, The End, London, 1999

El R&B siempre fue referente inmediato para el dance music por su intoxicante sensualidad; por lo mismo, fue siempre informante de italo disco, house, techno, dancehall y demás géneros vivos en la cultura. Con este remix, las profundas líneas de bajo, los cálidos teclados y la ansiedad del 2-step lograron un éxito más para el UKG durante el año que 1997 resultó ser en su rápido desarrollo. Este es un ejemplo del lado sensible e inclusivo del UKG que jamás perdió de vista su influencia.

“RIP Groove”- Double 99 (1997)

Rave, Old Kent Road, London, 1998

Esta es la obvia, por ser himno absoluto del UKG; probablemente la que lograba hacer hervir la sangre en los raves. Recordemos “Beyond the Dance”, clásico de detroit house, en la que se descubrió un fenómeno interesante: un paciente inicio que conduce al hoy coquetamente llamado “drop” era capaz de dobletear el fervor de la audiencia. La fórmula implicada en “RIP Groove” vio esta capacidad en el UKG y la complementó con una mejorada comunicación entre matices de ritmos y bajos para controlar, en ciclos de tiempo cortos pero comprometedores, una abrumadora energía. El cambio de la electrónica austera a la moderna es perfectamente perceptible aquí.

“Gunman” – 187 Lockdown (1997)

Twice as Nice, The End, London, 1999

Esta es, tal vez, una de las mejores maneras de evidenciar la relevancia de este sonido dentro de los clubes nocturnos de época. Acompañando al sincopado jungle, a los samples y al famoso efecto del pitchshift del género, se encontró sentido en los breakbeats que buscan crear una atmósfera de grandes espacios e hipnotizante repetición que no dejaba de amenazar con intermitencia. Paciente en su desarrollo, “Gunman” revela su capacidad para mantener un dinamismo dentro de la simpleza de la canción dance; es un himno de fuerte circulación y memoria debido a su imaginario urbano y control absoluto de la audiencia.

“Gabriel” – Roy Davis Jr. ft Peven Everett (1997)

Twice as Nice, The End, London, 1999

Aquí vale la pena redundar en el valor histórico del dub traído del reggae moderno de la época y de sus aliados, como el dancehall. El productor pionero Matt “Jam” Lamont alguna vez daría tips a sus contemporáneos acerca de lo importante que es levantar el sub en sus mezclas, resaltando la verdadera necesidad de la producción moderna. Montando el exceso de la profundidad con la suavidad enriquecida por el funk, R&B y gospel, “Gabriel” le da una cara cristalina y madura a la electrónica. Esta es una combinación -de buen gusto- de los elementos más importantes de toda una historia de dance music, resumida en su contexto.

“Spin Spin Sugar” – Sneaker Pimps (Armand Van Helden’s Dark Garage Mix) (1997)

Twice as Nice,  Aiya Napa, Cyprus, 1999

Aquí, el famosísimo remix que causaría cierta inquietud entre productores y fanáticos por igual. En este, las concepciones del UKG se difuminan un poco y hablan de una tradición de techno e industrial sutilmente incorporada. Con su inesperada agresividad, el remix de “Spin Spin Sugar” se revela a sí misma como testamento de la abrasividad de la música electrónica, de la cual hasta hoy podríamos imaginar su sonido como algo reciente. Entre bien cuidados samples, acordes al estilo ambient, tremendas baterías y una monstruosa línea de bajo, los frutos de una época se empezaban a cosechar.

“Down On Me” – Wookie (1999)

Twice as Nice, The End, London, 1999

A pesar de su poca distancia de los llamados pioneros, Wookie se encuentra como una de las caras modernas que llevaron los sonidos de la electrónica británica a la siguiente época. Su catálogo exige paciencia a través de variedad pero también recompensa en su perfeccionismo. Si es lejana la similitud con Dilla, sin duda la ética de trabajo de Wookie se ve reflejada en lo que muchos, en retrospectiva, valoran en el “verdadero” UKG: una mezcla de efervescencia percusiva y emocionalidad melódica.

*Ewen Spencer. UKG. http://ewenspencer.com/2014/01/01/ukg-2/

Anuncios

0 comments on “7 clásicos de UKG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s