Garantía Lados B: Common As Light And Love Are Red Valleys Of Blood

En la etapa tardía de la carrera de Mark Kozelek, parece que éste se ha aburrido a sí mismo con su impresión de cantautor moderno. Benji, en muchos sentidos, funge como un punto y aparte para una etapa creativa que llevaba perfeccionado por años y que, aun así, contiene dentro del accesible material al menos una urgencia por hacer las cosas diferentes.

Post-Benji, parecía que Kozelek quería escapar de sus propias mañas al buscar nuevas maneras de navegar su narrativa. Esto lo llevó a extraños tratamientos, como lo que ocurrió con Jesu, pero realmente no se escuchaba un alma detrás de toda esta indagación. En Common As Light And Love Are Red Valleys Of Blood, estas nuevas ideas se siguen explorando pero, por primera vez, aterrizan dentro de las fuerzas que hacen a la música del veterano valiente y humana. En su larguísima duración se refleja la ansiedad y urgencia por expulsar todo el material generado en un cénit creativo que aún resulta difícil de timonear, pero ofrece, al menos, indicaciones familiares.

Si Kozelek ya era autobiográfico en Common As Light, el cinismo del cantautor se vuelve más vulgar en esta entrega y así no sabemos si el chiste es sobre nosotros o sobre la obra misma. Canciones como “Bergen to Trondheim” o “Philadelphia Cop” toman víctimas en plena luz del día, pero resulta imposible encontrar testigos. “I Love Portugal” y “Vague Rock Song” encuentra a Kozelek explotando su ridiculez porque bien sabe que, a los niveles a los que llega su humor, su obviedad resulta igual de entretenida.

Vale la pena celebrar algunas de las extrañas menciones de Kozelek, que por cierto no deben distraer de la igualmente interesante instrumentación y que, también, …no son suficientes para ejemplificar la cantidad de maravillosos ejemplos en el transcurso del álbum:

Maybe you’ll hear it on a Spotify stream
Your girlfriend’ll say, “Ooh, you actually like this shit?”

“Oh my god, you’re a music journalist! Do you get to go to SXSW?”

You weren’t expecting this, Frank Zappa part, This little part’s gonna be good, this little part’s gonna be good

This dumb motherfucker will be on the news every fucking day
And we willed it

En lo que parece la recta final para el veterano, este álbum resulta ácido y espeso sin dejar de ser la pura reflexión de un terriblemente defectuoso pero perspicaz ser humano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s