Sobre la mesa: los 7 mejores álbumes de Miles Davis

Ninguna figura del jazz ha logrado trascender el género y la cultura popular de la misma manera en que lo hizo Miles Davis. El trompetista estuvo presente en todas las etapas clave del desarrollo del género, siendo protagonista y factor clave de innovación, impulsor de talento y, sobre todo, oráculo; siempre tenía la respuesta a lo que los tiempos preguntaban acerca de la dirección de la música. Su carrera dejó como evidencia una discografía titánica, conformada por cuarenta y ocho álbumes de estudio, de los cuales al menos quince pueden ser considerados como elementales para entender su trabajo. Esto da una estándar de lo grande que fue como músico y de lo difícil que es, como espectador, entender su legado.

Coolbop, modal, freefusion son algunos de los términos que Miles ayudó a cimentar en el canon de la música popular, formando parte activa de las grandes revoluciones que atravesó el jazz desde los cincuenta hasta los tiempos dominados por el rock de los setenta. Estos siete álbumes comprenden los puntos más altos de una carrera llena de puntos altos, de un hombre que supo ver en la música algo que muy pocos han podido canalizar y, más aún, llevar a cabo. Estos son los siete mejores álbumes de Miles Davis.

7. ‘Round About Midnight (1957)

1

Este es el último álbum de considerable tendencia bop de Davis y el primero con su famoso quinteto, que en ese entonces contaba con el joven John Coltrane en el saxofón. Es curioso que ninguna de las piezas del álbum es una composición original, ya que se tratan de diferentes estándares de algunas de las más grandes leyendas del género. Como el trabajo que da título álbum, que es una reversión de un tema de Thelonious Monk, o el que le sigue en el tracklist, que es un estándar de Charlie Parker‘Round About Midnight marcó el final de una era en la discografía de Davis, a partir de la cual comenzaría sus exploraciones en el cool y el modal.

6. Jack Johnson (1971)

2

Para finales de los sesenta, Miles Davis lo tenía claro: él iba a ser una estrella de rock. Si bien no lo fue en un sentido tradicional, logró ser identificado dentro de los círculos del género y cubierto por la prensa del mismo. Su primera aventura en lo que hoy es conocido como jazz fusion fue con In a Silent Way, al cual le seguirían los trabajos que marcaron la etapa eléctrica de Davis -y ninguno de ellos es más eléctrico que Jack Johnson-. Parte soundtrack, parte tributo a uno de sus grandes héroes, Jack Johnson, más que el show de Davis, parece el de John McLaughlin -el guitarrista que acompañó los grandes álbumes de fusion del trompetista y que en esta ocasión se roba los reflectores con sus riffs; aquel a quien conocemos más por su trabajo como líder de la Mahavishnu Orchestra. Cabe resaltar que unos tales Herbie HancockChick Corea Dave Holland también formaron parte de las sesiones.

5. Milestones (1958)

3

Operando como sexteto, en compañía de Paul Chambers, Coltrane y “Cannonball” Adderley, con visiones de armonía que harían del modal jazz una nueva era del género, Milestones es el preámbulo perfecto y familiar cercano de Kind of Blue. Sin embargo, no alcanza la cohesión de dicho álbum, lo cual podría ser un punto a favor de Milestones, que con las diferentes emociones y energía que se evocan entre piezas -dos de Davis y cuatro arreglos- sirve como aparador para la gama de talentos y habilidades de uno de los sextetos más impresionantes de la historia del jazz en la cumbre de su química.

4. In a Silent Way (1969)

4

El primer álbum de la etapa eléctrica de Davis es uno de sus experimentos más peculiares, sobre todo tomando en cuenta que el trompetista buscaba adentrarse en el rock con un sonido tan alejado del género como el que presenta In a Silent Way. De la mano de sus colaboradores usuales de la época, los ya mencionados Holland, Hancock, Corea y McLaughlin, Davis presentó una extraña visión musical que no se acomoda entre jazz ni rock, lo que ha llevado a varios críticos a definir este álbum como uno de los primeros ejemplos de música ambient que existen.

3. On the Corner (1972)

5

Davis, en medio de sus delirios de rockstar y ganas de hablarle a una generación cada vez más enajenada del jazz, decidió entrarle al género negro por excelencia de principios de los setenta: el funk. Junto con sus colaboradores usuales del periodo y un arsenal de músicos que aportaron a la colosal instrumentación de las composiciones del álbum, creó algo que no suena del todo a funkjazzrock; sus motivos rítmicos traen a la mente una de las mayores revoluciones afroamericanas en la música: el hip-hop.

2. Kind of Blue (1959)

6

No existe álbum más reconocido e importante en el jazz que Kind of Blue. Su popularidad trasciende las posibilidades de un género que al día de hoy resulta muy intelectual. Y a pesar de que Kind of Blue resulta en sí un desafío a las convenciones musicales de la época mediante el uso de composición modal, un concepto bastante avanzado, es en realidad uno de los trabajos más fáciles de escuchar, digerir y disfrutar de Davis. La fórmula de Milestones, junto con los músicos, está presente. La diferencia está en que las cinco composiciones del álbum son originales de Davis. Esto le da un control sin precedentes como líder del grupo, palpable en la fluidez y coherencia de los cuarenta y cinco minutos de música que cambiaron al jazz para siempre.

1. Bitches Brew (1970)

7

Bitches Brew, desde el momento en que fue lanzado y hasta la fecha, es un álbum que genera debates. Para muchos no es más que un pastiche musical derivado de un Miles Davis fuera de sus casillas. Para otros es la mayor expresión del trompetista como líder, una creación tan ambiciosa e inaccesible que tiene los elementos para ser considerado su mejor trabajo. Lo que es cierto de Bitches Brew es que es el mayor responsable de unir la cultura del rock y del jazz debido al color de sus improvisaciones e instrumentación, que suenan como un momento sumamente psicodélico y orquestado de algún concierto de Grateful Dead o como una versión de conservatorio de The Doors tocando “The End”. Bitches Brew es caos ordenado, vanguardia, musicalidad a tope y, sobre todo, el legendario abrazo de dos géneros que por muchos años fueron ajenos y que a partir de ese momento no lo serían nunca más.

Anuncios

2 comentarios en “Sobre la mesa: los 7 mejores álbumes de Miles Davis

  1. Hola quiero algun disco de miles q se lo escuche hablar con los musicos tipo ensayo tipo lo q fue let it be naked de los beatles pero de miles

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s