Garantía Lados B: Ty Segall

Con un ritmo de trabajo como el de Ty Segall uno pensaría que la cantidad dominaría a la calidad.  El ícono del garage punk contemporáneo ha lanzado 21 álbumes en un lapso de 10 años, sin duda una locura para los estándares actuales del rock, incluso para los del garage punk. Ty venía del 2016 con dos buenos lanzamientos, Gøggs de la banda homónima y Emotional Mugger, el regreso a su proyecto solista que no veía nuevo material desde el 2014, una eternidad en años-Segall. No obstante, no dejó suposiciones ni suspenso para el 2017, que nos recibió con Ty Segall, el segundo álbum homónimo en su carrera como solista, y a decir verdad, tal vez el mejor de la misma.

Durante su carrera y diferentes proyectos, Segall ha mostrado sobre todo una preferencia hacia el garage, con emprendimientos casuales en el folk rock, la psicodelia y en su gran amor: el glam. Todos esos elementos convergen en Ty Segall, balanceados como nunca antes los había logrado y con una coherencia que da al álbum una fluidez muy parecida a la de sus trabajos meramente garage. Probablemente el único de sus estilos que se queda fuera es el noise, ya que Ty Segall es más bien un álbum de rock n’ roll puro, sin muchos riesgos estilísticos pero con mucho empeño en la composición y la estructura.

Podríamos pensar en las diferentes etapas de Ty Segall -y en su voraz ritmo de trabajo- como un paralelo de aquellos jazzistas de los ’50 y ’60, que lanzaban regularmente dos álbumes por año bajo diferentes configuraciones de músicos. Esto ayudaba a crecer al líder de la banda y a los sidemen, siempre empujando la música hacia adelante y a los talentos de los participantes. Ty Segall es algo así como el Miles Davis de la escena del garage punk, el orquestador de algunos de los mejores talentos de la misma: Mikal CroninCharles Moothart Emmett Kelly; los músicos en este y varios álbumes de Segall, cuyos trabajos solistas y colaborativos han ido subiendo de calidad a la par de los de Ty.

Entonces, si Ty Segall es algo así como un Miles Davis punk, podríamos decir que Ty Segall es el equivalente a su Kind of Blue. No es su apuesta más arriesgada, pero tiene la capacidad de hablarle a un público ajeno a su propuesta, al mismo tiempo que maravilla a los que conocen sus trabajos anteriores. También, en su sencillez, es probablemente un atisbo de lo que al rock le está haciendo falta en sus estratos más elementales, un necesario back to basics del cual hay que tomar nota.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s