15-65: ¿Cuál es el mejor álbum del 2009?

En 15-65, analizamos los mejores trabajos de la música popular -empezando en el 2015 y terminando en 1965- para determinar cuál es el mejor álbum de cada año.

Año: 2009

Sebastián: ¿Soy yo, o para las personas como tú y yo que no somos tan “indie-céntricos” el 2009 fue un año bastante equis?

Diego: Comparto el sentimiento. Y por eso mismo, hoy invitamos a la columna a nuestro colaborador Urian, que probablemente tiene más que defender aquí que nosotros.

Urian: ¿Cómo están el día de hoy?

Sebastián: Con ganas de acabar este año basura, pero tú tienes los reflectores porque es probablemente el año más “Urian” de todos los que haremos en 15-65.

Diego: ¿Qué les parece si, como es tradición, hablamos primero de lo que definitivamente no tiene lugar en lo mejor de este año?

Sebastián: Quiero empezar diciendo que si Foo Fighters sacó algo en el 2009, queda completamente descartado, sea lo que sea.

Urian: Aunque sé que probablemente sea de su agrado, me gustaría descartar también el Primary Colours de The Horrors que, si bien tiene cosas buenas, no me parece que sea nada del otro mundo o que contenga innovación alguna.

Sebastián: El Primary Colours es de mis pocos pollos de este año y de entrada ya lo tiraron a la basura. Bueno, igual no lo hubiera puesto en la cima. De una vez saquemos a los obvios del camino: a la mierda Resistance de Muse y el debut de los Mumford & Sons; de alguna manera que no me explico, ambas bandas siguen vigentes.

Diego: Coincido con lo del Primary Colours, que tal vez no es detestable pero si una de esas cosas pasajeras -como muchas entregas que trajo este año-. Por momentos, este periodo resultó muy interesante para el hip-hop; otras veces fue trágico, como en el caso de nuestro amigo Jay-Z.

Sebastián: Justo te iba a decir que fue cuando Jay-Z comenzó su paulatino camino hacia la irrelevancia.

Urian: Interviniendo al respecto de lo pasajero, también me gustaría darle un shout-out al Embryonic de The Flaming Lips y al Hymn to the Immortal Wind de MONO. No entiendo mucho la fiereza con la que se les glorifica a los japoneses en los mundos más superficiales del post-rock.

Diego: También fue un año interesante para 4AD, ¿no? Lleno, también, de altas y bajas, como el aburrido trabajo de The Mountain Goats o el principio del fenómeno de diez minutos que fue St. Vincent. ¿Pasamos a las cosas bellas o quieren sacar algo más?

Sebastián: Pues me parece interesante contrastar que, si bien fue un gran año para el indie intelectualoide, también surgieron varios íconos del indie festivalero simplón, como Florence & The Machine, los ya mencionados Mumford & Sons, los de Kasabian que se volvieron súper estrellas y White Lies junto con Metric, que dieron qué escuchar a todos los que, en aquel entonces, tenían 15 años y poca capacidad de juicio.

Urian: Pasando a las “cosas bellas” y retomando a 4AD, creo que es apropiado hacer mención del segundo álbum de Bradford Cox bajo el mote de Atlas Sound. El Logos, que tiene colaboraciones de Laetitia Sadier (ex-miembro de Stereolab) y Panda Bear, es uno de los indicios que demuestran que por aquellos meses la neo-psicodelia estaba atravesando un despertar.

Diego: En terrenos cercanos y lejanos al mismo tiempo, Neon Indian trajo algo que lo ayudaría a identificarse mejor. El Jim O’ Rourke causó suspiros de amor en el underground con The Visitor… y ¿qué me dicen de Girls? Antes de que le dedique toda una sección al hip-hop

Sebastián: Para mí, el Album de Girls está en el top 5 de ese año, pero tengo bastante claro cuál es mi número uno. Quiero añadir que, en el 2009, Franz Ferdinand terminó de cavar su propia tumba y grabaron su epitafio, el cual leía “moda pasajera”. Ahorita que acabemos con tu sección de hip-hop sería bueno destacar un poco de metal también.

Urian: Éntrenle al hip-hop, pues.

Diego: Sí, el metal tiene aquí unos lugares que, si bien no llegan al trono, están en el top. En hip-hop hay tres cosas de las que vale la pena hablar. Una: la colección posthumous Jay Stay Paid por parte de Dilla, que todavía logra enaltecer por su calidad quizá no gráfica. Otra: el regreso de Doom con Born Like This y el inesperado regreso de Raekwon con Only Built 4 Cuban Linx… Pt. II, un álbum que tenía todas las de perder y terminó siendo una exhibición casi inmaculada de lo que en algún momento Wu Tang fue capaz.

Sebastián: También, Tyler, The Creator sacó su mixtape debut, siendo una de las primeras caras que se volverían relevantes para el hip-hop millennial. La falta de opciones en hip-hop y metal, de lo cual hablaremos enseguida, da la pauta de que este año fue el año del indie. Ahora, entrando al metal, tengo tres nombres: Mastodon, Baroness y Sunn O))).

Diego: Los tres elegidos; aunque creo que a pesar de que Monoliths es interesante y fue como una revitalización para los droneros, no llega a la máxima altura.

Sebastián: Muchos de los fans coinciden con que esos álbumes de Mastodon y Baroness son los mejores de sus carreras, por lo que, a pesar de ser gracias a tan sólo dos trabajos, fue un año significativo para el metal y definitivo para dos de los nombres que ocupan los estratos más altos del género en la actualidad (ambos orientados, también, hacia el hard rock más que en el 2009).

Urian: Saliéndonos un poco de los aposentos del Crack the Skye y el Blue Record y entrando en materia de la electrónica de autor, como me gusta llamarle, es imperativo mencionar Insides de Jon Hopkins y Drift de Nosaj Thing. Ambos álbumes llegaron para regresarle su seriedad al IDM, al menos en el nuevo mainstream independiente. También fue así para el noise pop, que intentó su primer regreso inefectivo de la mano de Dinosaur Jr. y Built to Spill; Farm y There Is No Enemy fueron buenas recompensas para los fans de antaño, pero la importancia de ambos no va más allá de su carácter de amuleto.

Diego: A mí sólo me queda darle cariño a Fever Ray y su homónimo, que creo que -no sólo a lo “experimental” y a la electrónica- le sacó un susto a todos. ¿Pasamos a los que tomamos como finalistas? Creo que por ahí hay, al menos, unos tres nombres que nos ha temblado la mano para sacar.

Sebastián: Espera, antes quiero mencionar un álbum que me parece interesante y que odio por etapas; no lo hemos sacado porque a lo mejor está en su top. Estimo el Humbug de los Arctic Monkeys, creo que es un paso interesante en su discografía y que tiene algunas de las mejores canciones de la banda, pero se queda apenas fuera de mi top para los finalistas. Su lugar, sin duda, lo toma el ya mencionado Album de Girls; así se completa mi lista definitiva.

Urian: Coincido. A veces uno considera la posibilidad de una línea de tiempo alterna en la que la psicodelia y la influencia de Black Sabbath fueron la ruta que los Arctic Monkeys decidieron tomar. ¿Qué habría sido de sus álbumes consiguientes y cuál sería la apreciación general al respecto de la banda? Antes de entrar a la recta final, le mando saludos a Exploding Head de A Place to Bury Strangers, que por poco se debe quedar fuera, y a The Pains of Being Pure of Heart. Sospecho que Jay Reatard está por asomar la cabeza.

Diego: Pues por lo menos yo quedo lejano; hay tres nombres que me saltan a la cabeza y son todos títulos de cosas a las que no les tengo mucho cariño. Sin embargo, sería bueno hablar de ellos aquí, ya que parece que perduran… es más, me como uno y resumo: Hospice y Merriweather Post Pavilion.

Sebastián: Pues creo que ahí ya soltaste toda la sopa de Urian. Y, oh sorpresa, también soltaste mi elección para lo mejor del año. Quiero dejar en el podio a los siguientes muchachos, ya que ya revelaste mi decisión: Watch Me Fall de Jay Reatard, Post-Nothing de los Japandroids y Album de Girls. Podemos hablar de Hospice, Merriweather y de mi segundo lugar… xx.

Diego: Jesús, toma el volante.

Urian: Como ya lo plantearon desde el principio, el 2009 fue uno de los mejores años para el pop barroco “indie-céntrico”. En mi opinión, ejemplos como Bitte Orca, Veckatimest y Dragon Slayer de los Dirty Projectors, Grizzly Bear y Sunset Rubdown, respectivamente, se quedan fuera del podio por apenas milímetros. Lo verdaderamente memorable del rocksito y popcito de este año, en efecto, son los esfuerzos de The Antlers y Animal Collective.

Sebastián: Yo sé que a ustedes les caga The xx, pero su debut marcó una pauta para el indie de esta década, para bien o para mal; es un parteaguas y por eso debe ser destacado. Así que respeto a xx. Diego, mis finalistas son Animal Collective y The xx, ¿cuáles son los tuyos?

Diego: No hay manera de no hablar de The xx; creo que concuerdo contigo en los mismos finalistas. Personalmente, me voy por Merriweather.

Sebastián: Pues para mí también es Merriweather; asumiré que para Urian también. Dejemos que el experto explique.

Urian: Entonces es decisión unánime. Para mí, Merriweather Post Pavilion es la culminación de una larga genealogía discográfica para Animal Collective y para la psicodelia en general. Después de las tendencias noventeras, en las que varios proyectos acústicos (Neutral Milk Hotel, por ejemplo) empezaron a dar cuenta de que podían manipular el ambiente de maneras surrealistas sin necesidad de utilizar instrumento digital alguno, Avey Tare y Panda Bear experimentaron el concepto a profundidad. Una vez que agotaron hasta la última posibilidad de exploración dentro del psych folk, decidieron retomar toda esa tradición rural noventera, escuchar mil veces Pet Sounds y re-introducir el juego de sintetizadores al panorama. El resultado me parece un balance perfecto entre lo artificial y lo humano, además de haber sido el álbum que revitalizó las ambiciones del pop independiente en general.

Sebastián: Y bueno, ahí está, de la mano de nuestro experto en el 2009. No hubo mucho que discutir.

Diego: Pero así será en ocasiones y ¿para qué nos ponemos locos? Cuando sabes, sabes, ¿sabes?

Urian: Gracias por “tenerme”. Muy bonito, muy vistoso el show.

Sebastián: Nos vemos en el 2008.

1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s