Los 7 álbumes esenciales de Warp Records

Para el ochenta y nueve, muchas cosas habían cambiado tanto en el mundo como en la música; la década que nos dejaba también nos trajo un sinfín de transformaciones. Musicalmente, la tecnología tuvo un rol decisivo al cambiar las herramientas y, por ende, al artista y a su lenguaje. Los contextos dentro de los cuales la música se desenvolvía eran únicos y exigentes. Tuvimos post-punk, new wave, thrash, glam, house, synth-pop, hip-hop y un nuevo R&B. Los colores del Paradise Garage, Climax 2 y el Warehouse se desvanecían pero la pasión de las grandes escenas de Detroit Techno y Chicago Acid House permeaban con rumores al mundo. Así, la juventud digital de Gran Bretaña buscaban su incorporación en un gran cultura, pero no sin hacerla suya antes.

En una nueva era, la música electrónica y el concepto de dance music, saliendo de una prolongada juventud, se enfrentó a nuevos retos. En gran parte, esta nueva etapa de madurez sería llevada a cabo por la visión y el deseo de Warp Records. A partir de su fundación en 1989, lograron darle un respaldo, un sentido y un lugar donde jugar a una escena caótica e incomprendida. Sus líneas se fueron componiendo por artistas con grandes aspiraciones pero también muchas ganas de conocerse y así explorarse a sí mismos. El horizonte estilístico de la electrónica empezó a experimentar con texturas, producción, diseño de sonido y la traducción de distintos géneros a un lenguaje digital. De esta manera, se irían formando nuevos géneros por los cuales Warp sería bien conocida, como en el caso del IDM. Desde Sheffield para el mundo, con compilaciones adecuadamente nombradas como Artificial Intelligence, Warp tomaría la mano de la historia y la guiaría con gran ambición.

Aquí, siete puntos críticos para empezar a empaparse en este momento. En orden cronológico:

Frequencies – LFO (1991)

frequencies

Es casi necesario empezar con este álbum. LFO tenía todas las novedades del circuito americano: un profundo sonido de rave, el ácido y el futurismo. Así se formaliza la ponencia de techno por parte de artistas británicos. Con un espacio cómodo para trabajar dentro de Warp, LFO se vería sin preocupaciones al explorar este sonido que, poco a poco, se formaba en Sheffield, tropicalizado como bleep techno. Este es una especie de híbrido entre el futurismo del acid house y una nueva necesidad por ritmos descuadrados y los fundamentos de la música ambiental. Sin LFO, las calles de la música electrónica británica no tendrían pavimento.

Incunabula – Autechre (1993)

aute

Si hay un poster boy para el IDM de “clavados”, es Autechre. Su incesante misión por llevar la música electrónica a los lugares más abstractos, experimentales y a veces impenetrables les a dado la fama de no sólo los encargados de empujar el género, también la de artistas sumamente influyentes. En su debut con Warp no lograrían una abstracción tan psicótica como por la cual, pocos años después, serían conocidos, pero sí levantaron miradas con su sonido alienígena. Autechre sería pionero al crear electrónica que se olvidaba de complacer a un público en vivo para enfocarse más bien en la misma música y en su capacidad sonora.

Selected Ambient Works Volume II – Aphex Twin (1994)

aphex

De nuevo, parece imposible hablar de Warp sin hablar del gran éxito de Aphex Twin en la firma. Por alguna razón, dentro de los pocos que observan a Drukqs como un gran ejemplo de la visión de la música electrónica experimental, está Warp. Pero para efectos de esta lista, parece más necesario hablar de la segunda parte de la faceta ambiental del productor. Este fue el primer trabajo formal, bajo el pseudónimo, con Warp y sería uno que aseguraría la relación entre ambos. En esta entrega, el músico se vuelve sarcástico, crítico y sensible al momento de explorar un ambient moderno que se cruza con las novedades de la cultura rave en una nueva dirección.

Music Is Rotted One Note – Squarepusher (1998)

square

Tom Jenkinson vive de hacer de su música una especie de onanismo. Si pensamos, por ejemplo, en jazz o rock progresivo, a la mente llegan nombres de artistas que parecen estar más interesados en su vocabulario que en su expresión; lo mismo sucede con Squarepusher en la electrónica. Sin duda, su llegada y lealtad a Warp conduciría a ambos a otro punto crítico para nuestra reciente historia musical. Jenkinson tenía como influencias a los grandes jazzistas, como Art Blakey y Augustus Pablo, pero también a la sensibilidad para admirar el trabajo de los visionarios artistas electrónicos como LFO. Así emprendería su deseo, el cual era concepto desconocido para la electrónica. Este álbum es un buen ejemplo de Squarepusher trabajando aún dentro de las líneas de una honesta pasión, a través de lo cual logró inspirar a los huéspedes del IDM en un futuro. Es admirable escuchar este trabajo, que busca traducir el jazz a la “música de computadoras” de una manera elegante y bien lograda.

Geogaddi – Boards of Canada (2002)

geogaddi

Ya hablamos de Music Has the Right To Children en este medio, por lo cual aquí le damos oportunidad a uno de sus hijos: Geogaddi. Conforme avanzó la carrera de Boards of Canada, sus composiciones se volvieron más refinadas y, por ende, un tanto pop. Esto permitió a su música crecer, pero no a todos le pareció; aquellos que creen que por esto fue que Boards dejó de explorar no estuvieron conformes con el cambio. Esta aseveración no podría estar más alejada de la realidad, pues, cuando ponemos atención a este trabajo, resulta ser un gran ejemplo de la variación en la concentración del duo por la producción. Con nuevos trucos, el Boards de la década de los dos miles llegó con su característico sonido texturizado, inocente y forastero de un alcance sonoro enaltecido. Boards, para Warp, es el eterno underdog, que parece subestimado ante una clarísima influencia dentro del alcance del género.

Haha Sound – Broadcast (2003)

broad

Broadcast llegaría a principios del nuevo milenio a darle variedad a Warp. Con este debut, el acto le ofrecería una capacidad de nostalgia, algo orgánico, pop,  indie, rock, todo con su enmarcada psicodelia. La banda empezó a jugar con los elementos más antiguos de la música etérea pero bien adornados a la década donde el revival de estas ideas era como una especie de nota de pie a la modernidad.

Mirrored – Battles (2007)

battles

Este es un álbum aún jóven que merece, sin duda, un lugar en esta lista. Warp ha explorado, de manera histórica, diferentes géneros a pesar de haber definido una personalidad singular. Eventualmente llegaría Battles a debutar bajo su sello con un LP que se admira cada vez más con el transcurso del tiempo. Battles representa a todos los valores de la disquera pero con una perspectiva diferente: la banda argumenta la digitalidad a través del rock progresivo con una humanidad que lo hace feroz, con sentido del humor que lo hace divertido, con una incorporación de estilos que lo hace políglota. Así, en función de esta lista, Mirrored puede ser considerado el fruto de la visión de Warp.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s