Columnas El club de preservación del power chord

La delgada línea entre géneros

El club de preservación del power chord es un lugar para aquellos que ven en el rock algo trascendental.

Es un impulso natural de la raza humana el intentar clasificar todo aquello que está a su alrededor. Tal práctica da un sentido de orden y de control derivado de una de nuestras más complejas herramientas: el lenguaje. Es gracias a este que tenemos un estricto sistema de clasificación de especies, de elementos químicos y de géneros musicales.

No existe una regla dorada para la definición o la creación de un género musical. Usualmente, responden a un patrón innovador de parte de un grupo de artistas, una corriente estilística que es notada por uno o varios críticos que deciden etiquetarla para que sea más sencillo escribir sobre ella. Pero, a veces, una mínima variación basta para marcar una línea divisoria y crear dos etiquetas que clasifiquen cosas que podrían ser englobadas como una sola, así como existen géneros que enmarcan muchos estilos para una sola definición.

Hay que pensar, por ejemplo, en las sutiles diferencias que hay entre géneros como el doom y el stoner; ¿o qué tal entre el shoegaze, el dream pop y el noise rock? ¿Por qué Slowdive es shoegazeGalaxie 500 dream pop? ¿Qué demonios es Electric Wizarddoom o stoner? ¿The Cramps es garage punk o psychobilly? ¿Qué demonios hace que una banda sea considerada post-rock? Existe una abismal diferencia entre la música de Sigur Rós y la de Godspeed You! Black Emperor. Tiene que existir un motivo concreto por el cual el post-punk pueda distar palpablemente del gótico, o una razón por la cual Television puede ser considerado dentro del post y del punk al mismo tiempo. ¿En qué momento el dubstep de Burial se convirtió en el dubstep de Skrillex y por qué prevaleció el nombre del género? ¿Cuál es la relación entre Blue Lines de Massive AttackDummy de Portishead para ser considerados trip-hop? ¿Endtroducing….. es trip-hop o hip-hop instrumental?

Todas estas preguntas son producto de un vago sistema de clasificación, el cual permite muchas discrepancias e interpretaciones. Así que hay dos opciones: nosotros, como críticos, periodistas o fans podemos crear un lineamiento con bases en el método científico para desarrollar un sistema que responda a ciertos parámetros precisamente medibles y que se acomoden a criterios que den como resultado un género; o podemos dejar de hacernos preguntas pendejas y aceptar que tanto The Jesus and Mary Chain como My Bloody Valentine rifan, más allá de lo que puedan o no ser.

Anuncios

0 comments on “La delgada línea entre géneros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s