Recomendación Semanal XXIV

Cada semana, los colaboradores de nuestro staff recomiendan uno de sus álbumes favoritos, para que siempre tengas algo nuevo que escuchar.

Sebastián

Under the Big Black Sun – X (1982)

237537folder

La particular marca de punk de X, basada en motivos de rock n’ roll muy tradicional y con mayor énfasis en la melodía que sus contemporáneos de Los Ángeles, se ve expandida en su tercer álbum y está beneficiada por mejor calidad de producción y guiños al surf y al pop. Para aquellos que no ubican a X en el panorama punk estadounidense, podría decirse que son análogos con The Clash en Inglaterra, debido a que ambas bandas tienen la misma sensibilidad en su música: la de un punk cada vez más accesible en tiempos en los que todos optaban por radicalizarse.

Mario

Starboy – The Weeknd (2016)

761f7ed3fc03b86665c5f52919f6f27b-780x780x1

El álbum lleva tan sólo dos días de haber salido, así que tengo mucho que decir al respecto de él. Es interesante contemplar la evolución de The WeekndStarboy abre y cierra con las las dos colaboraciones con Daft Punk. Tiene también una acertada colaboración con Kendrick Lamar en “Sidewalks” (aunque ya parece que Kendrick es el nuevo Pitbull, con tantas colaboraciones en un sólo año). Es curiosa la diferencia entre, por ejemplo, el álbum de Bruno Mars, lanzado hace una semana. Mars ha dicho que su álbum favorito de Michael Jackson es Thriller y, en efecto, 24K Magic suena a este y a Off The Wall. Para The Weeknd, Bad es el mejor álbum de MJ y eso se puede apreciar fácilmente. Es notorio que hay fans del mismo artista pero de sus diferentes épocas, las cuales diferencian por completo el sonido de cada uno.

El álbum abarca varios estilos, lo cual es bueno ya que puedes atestiguar su diversidad como artista. Pero al mismo tiempo es algo que me causa mucho ruido, sobre todo porque son muchos temas (dieciocho). Me gusta fantasear pensando en este tipo de álbumes tan extensos: los imagino sin los tracks que no son indispensables y siento como si, en el fondo, el trabajo quisiera agradarle a todos de esa manera, que es contradictorio a la imagen que intenta proyectar. Con tentativos hits como “Secrets” y “I Feel It Coming”, es evidente su natural transición del R&B al pop (si es que no lo había hecho desde su álbum predecesor, BBTM) y es evidente su deseo de ser escuchado. Casi puedo garantizar que tu artista underground favorito no quisiera ser underground. Es algo triste encontrar que su política sexual sobre la mujer sigue siendo la misma, a veces suena como un pedante inmaduro al pronunciar ciertas frases. En resumen, el álbum es mucho más cohesivo que su predecesor y demuestra que The Weekend se perfila para ser uno de los arquitectos más importantes del pop moderno.

Chacho

Pink Moon – Nick Drake (1972)

nick_drake_pink_moon

Nick Drake se suicidó en 1974. Preso de una profunda depresión, su carrera musical nunca despegó mientras se encontraba con vida. Pink Moon -el tercer y último álbum de su discografía- dura menos de treinta minutos y solamente contiene su voz y su guitarra acústica. Para este proyecto, Nick Drake decidió regresar a lo más básico e íntimo de la música, resultando en un álbum hermoso que solamente sería reconocido muchos años después. Este es un pequeño vistazo a la mente de un hombre introvertido, el cual perdió la batalla contra sus demonios.

Erick

Rust Never Sleeps – Neil Young (1979)

816cyninkil-_sl1425_

Muchos saben de mi gusto por Pearl Jam. Desafortunadamente, no me había dado el tiempo de conocer a uno de sus ídolos, Neil Young, hasta ahora. El concepto de álbum que maneja es muy interesante. Parte de él fue grabado en vivo y la otra en estudio. Conforme avanza, el estilo acústico se va transformando hasta llegar al último tema que está cargado de fuzz -“Hey Hey, My My (Into the Black)”-.
Pocas veces me he sentido tan cercano a un álbum como me pasó con mi primer acercamiento a Neil Young y. sinceramente, vale la pena incluirlo en la recomendación de esta semana.

Isabel

Mr. Airplane – Jillian and the Giants (2016)

Captura de pantalla 2016-11-27 a las 7.52.24 p.m..png

Tras varios intentos de hacerla en grande, Jillian Bessett por fin le da al clavo al unir fuerzas con Chris Callahan, Paul Radek, y Julius Schlosburg para ver nacer a Jillian and The Giants. En este álbum debut, la banda prueba diferentes ritmos que se resumen en un poderoso blues, del cual resulta una travesía que rompió con sus propias experiencias y le da la bienvenida a una ola de posibilidades.
Lo que le da vida a Mr. Airplane es la voz de Bessett: profunda y casi fantasmal, encuentra un balance perfecto entre el piano, las percusiones y la emotiva y versátil guitarra de Callahan. Mr. Airplane es un claro ejemplo de que aunque las melodías tranquilas y de letras significativas dan un alivio emocional poderoso, también puede combinarse con la sacudida corporal que el rock ofrece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s