Las 7 mejores compilaciones de lados B

El lado B es un arte olvidado. En los tiempos de los sencillos de siete minutos, eran una práctica bastante común, menospreciada por algunos pero tratada con sumo respeto por otros. Los lados B son esas canciones que, desde su impresión en un vinilo, estaban destinadas a tener un rol secundario; siempre fueron las “segundonas” al lado de un sencillo estelar -conocido como lado A-. No obstante, algunas de estas canciones destinadas al olvido se volvieron pieza esencial de la discografía de algunos artistas, sobre todo por la afición de algunos músicos por dedicarles esfuerzo a los lados B como si se tratara del sencillo principal. Cuando esto sucede en repetidas ocasiones, la opción más viable para no dejar esas canciones en el olvido es lanzar una compilación de lados B y rarezas (como son llamadas con frecuencia). Las compilaciones que conforman esta lista tienen canciones tan esenciales que convierten al álbum en pieza clave para entender el desarrollo del artista, a la par de los trabajos legendarios con los que hicieron época. Estas son las siete mejores compilaciones de lados B.

Still / Substance – Joy Division (1981 / 1988)

untitled-design

En un movimiento tramposo (que se repetirá más adelante en la lista), elegí dos álbumes de Joy Division para representar su colección de lados B. Durante su corta carrera, la banda grabó muchísimo material que no quedó plasmado en Unknown Pleasures Closer, canciones que van desde su pasado punk hasta el sonido transicional entre su álbum debut y el de despedida. Destacan canciones como “Dead Souls” o “Atmosphere”, ejemplos perfectos de la influencia de la banda en el rock gótico. Asimismo, es interesante escuchar el sonido crudo de las primeras grabaciones que realizaron con canciones como “Warsaw” o “Leaders of Men” y, por supuesto, la obligada “Love Will Tear Us Aparte” -canción definitiva de la banda que no fue lanzada de manera oficial en una compilación sino hasta 1988-.

 

Hatful of Hollow / Louder than Bombs – The Smiths (1984 / 1987)

copia-de-untitled-design

Esta es la banda por excelencia cuando se habla de lados B. Es bien sabido que las compilaciones de los Smiths son legendarias y que algunas de sus canciones más reconocidas y aclamadas como “Heaven Knows I’m Miserable Know”, “Please, Please, Please, Let Me Get What I Want” o “How Soon is Now?” sólo están disponibles en formato de compilaciones, siendo las mejores Hatful of Hollow Louder than Bombs. Ambas contienen sencillos que no salen en los álbumes; son lados B de sencillos famosos y cortes de sesiones de John Peel, con canciones primordiales para los fans de la banda como “Panic”, “Ask” o “Sheila Take a Bow”. Dos de los artistas que figuran en esta lista se volverían discípulos de la tradición de los Smiths de guardar algunas de sus mejores canciones para los lados B.

 

Bona Drag – Morrissey (1990)

5

Después de partir caminos con los Smiths, Morrissey grabó un cantidad admirable de canciones. Muchas de estas terminaron en su primer álbum como solista, Viva Hate. Pero, para seguir con la costumbre que comenzó en su banda anterior, el segundo material que lanzó Morrissey fue un compilación de sus sencillos y lados B llamada Bona Drag, la cual es considerada como uno de los mejores álbumes de la discografía del controversial cantante. Mi canción favorita de Morrissey, “The Last of the Famous International Playboys” está incluida en esta compilación. Puntos extra.

 

Incesticide  – Nirvana (1992)

6

El boom inesperado de Nevermind convirtió a Nirvana en la banda más famosa del planeta. Cientos de fans que venían desde los tiempos de Bleach intercambiaban diversas grabaciones de demos y canciones no lanzadas de la banda. A raíz de esto, CobainNovoselic Grohl encontraron la mejor manera de contentar a estos fans tan ávidos: lanzaron oficialmente muchas de esas canciones. “Sliver”, “Been a Son” y “Aneurysm”, que eran canciones constantes de los setlists de la banda, aparecen en Incesticide. Covers de canciones clásicas de los Vaselines, sacadas del raro Hormoaning, se volvieron accesibles para un público masivo. Tirándole más a las rarezas que a los lados B, Nirvana mostró su lado oscuro, el cual definiría su legado (en retrospectiva).

 

Pisces Iscariot – Smashing Pumpkins (1994)

7

La transición entre el fuzz de Siamese Dream y la grandilocuencia de Mellon Collie se encuentra escondida en las canciones de Pisces Iscariot. Este trabajo es un lados B, unas canciones del pasado underground de la banda, unos covers y la confirmación de que entre 1990 y 1994 no había compositor más prolífico que Billy Corgan. Destacan el increíble homenaje a Fleetwood Mac con “Landslide” y la épica “Starla” de 11 minutos: el preámbulo perfecto de Mellon Collie.

 

Sci-Fi Lullabies – Suede (1997)

8

Los lados B de los primeros tres álbumes de Suede son el testimonio perfecto de una de las bandas más importantes y olvidadas de los noventa. Esta compilación está dividida en dos discos, de los cuales el primero parece un álbum más de la discografía de la banda. Sci-Fi Lullabies fue lanzando después de Coming Up –proyecto que vio la partida de Bernard Butler, principal fuerza creativa de la banda, junto con Brett Anderson-. Es por esto que, de pronto, tener 11 canciones compuestas por la mancuerna en una compilación resulta en un trabajo clave para los fans y para el britpop en general; exactamente de la misma manera que el último álbum de esta lista.

The Masterplan – Oasis (1998)

9

Para muchos, Be Here Now fue un fiasco, sobre todo si se toma en cuenta la cantidad de excelentes lados B que hay en la discografía de Oasis entre 1994 y 1997. Un año después del desastre que supuso el tercer álbum de la banda, lanzaron The Masterplan: la compilación que contiene las canciones que tuvieron que haber sido la base para Be Here Now. Marcado por baladas acústicas emparejadas con algunas de las composiciones más frenéticas de la banda, The Masterplan contiene algunas de las canciones favoritas de los fans, las cuales han sido una constante en los shows solistas de Noel Gallagher. Y por si fuera poco, la compilación cierra con “The Masterplan”: probablemente la mejor canción de Oasis.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s