Vacas Sagradas: Enter the Wu-Tang (36 Chambers)

I – Cuerpo

From the slums of Shaolin, Wu Tang Clan strikes again, The RZA, the GZA, Ol’ Dirty Bastard, Inspectah Deck, Raekwon the Chef, U God, Ghostface Killah and the Method Man.

A pesar de su reputación, gran parte del hip-hop busca la excelencia lírica. Evidentemente, comprender esto requiere de contextualización acerca de la naturaleza del género. Es común que creamos que las letras elaboradas son los deseos de un trovador por ser poeta o de un álbum por querer ser una historia, pero aquí se trata de la riqueza y la variedad. La construcción del hip-hop trae la expresividad de la interpretación vocal hacia la manipulación quirúrgica del lenguaje, tanto en su carácter fonético como en el contenido. La percusión de un rima y las cualidades que dan personalidad a la voz son las que transmiten el mensaje. La época de oro del género, de donde salió este álbum, fue vehículo para una serie de distintas versiones del proceso que logra esto. Nas se enfocó en la narrativa y en lo urbano, A Tribe Called Quest en lo romántico y lo poético y Wu Tang en la agilidad, el estilo y el ingenio.

En su génesis, el estilo desarrollado trajo conceptos como wordplay y flow a la expresividad vocal. Estos exigen práctica para cualquiera que desea ser parte del movimiento urbano. Así, el trayecto natural de los MC’s emergentes era situarse en la base de la pirámide del hip-hop: el freestyle -una dinámica social de competencia y ocio que exige el balance del lenguaje sobre la tarima musical. En ella, los intérpretes exhiben capacidades a manera de juego; el verdadero rey es el de la mente ágil, el que puede manipular su lengua hacia las sutilezas del folclor.

Hacia finales de los ochenta, la era de oro del hip-hop se acercaba y traía consigo a productores y MC’s mejor entrenados y hambrientos por un lugar en el excitante nuevo mundo.

II – Mente

“A game of chess is like a sword fight; You must think first before you move”

Wu Tang compuso basándose en dos pasiones: el cine de artes marciales y el folclor. Al combinar estos dos mundos emerge una obvia convivencia entre ellos, por lo menos a un nivel poético. Los íconos de Kung Fu, los guerreros Shaolin y otros grandes maestros del oriente basan su cátedra en el control perfecto del cuerpo y la mente; la gracia de sus sobrenaturales habilidades está basada en el paciente desarrollo de aquellas metas que se quieren alcanzar. De esta manera, llega un estilo de pelea preciso y desenvolvente, que es capaz de tornar los ataques de los oponentes, que busca puntos de presión inesperados y luce de la sutileza del talento consciente. En Wu Tang, el músculo a entrenar fue uno poco convencional: las lenguas se convierten en sables para la batalla callejera por la gloria. El esfuerzo individual desaparece y entra en escena un dojo donde se entrena en fraternidad bajo un deseo de balance personal. La fuerza de la nueva escuela neoyorquina vendría en números y ardua competencia.

De esta manera nació la gran prueba, el debut que funcionó como showcase para los integrantes del conjunto. La dinámica de este álbum fue la misma que la del freestyle en su carácter social. RZA creo beats crudos que tomaban muestras de la misma música que sus contemporáneos, pero las colocaba dentro de un margen que hacía de ellas despertar características de extrañeza, rugosidad y abrasividad. Un sonido comparable con la imagen que vislumbramos al pensar en un jukebox, montado cruelmente sobre las escaleras de algún pórtico en Brooklyn. Para decidir quién tomaría liderazgo, el productor crearía competencias impromptu dentro las cuales el rapero más hambriento ganaba su momento en el micrófono. Así, a pesar de la fraternidad del grupo, el nivel de astucia era demandante incluso en las canciones donde todos participaban, ya que debían mantener el rudo paso con sus compañeros. Así se forjó un flujo en el álbum que hace surgir el famoso concepto del cypher. Un ciclo en el cual, uno tras otro, intervienen los raperos para crear un diálogo.

Por estas razones, el contenido lírico no era uno que yacía en el ámbito de lo analítico ni mucho menos en lo temático, más bien circulaba alrededor de la personalidad de cada MC. A diferencia de ejemplos modernos de esto, cada uno de ellos contaba con una voz lo suficientemente única como para justificar los números. El lenguaje no era refinado pero tampoco descuidado; mostraba ante la costa oeste una violencia más descarada con una personalidad inigualable y energía alta durante todo el álbum. Un maratón de alto rendimiento, un Fury Road del hip-hop, un torneo de 1001 disciplinas.

III – Espíritu

“Egos is something the Wu-Tang crush”

Llegaron las consecuencias del álbum. A diferencia de muchos de los grandes ejemplos de eminencia musical, este contó con gran éxito sin importar su denominación de origen underground. Lo rústico de los instrumentales, el lenguaje vulgar y su carácter violento de alguna manera encontraron lugar en los oídos de una costa este, que parecía haber perdido liderazgo en un estilo profundamente arraigado en su cultura urbana. La consecuencia de su éxito no sólo fue el llamado “renacimiento” de la zona, también el contagio de su fuerte deseo de competencia. Los retos a la pelea de Wu Tang funcionaron para incitar a artistas jóvenes a tomar el micrófono y así desencadenar los mejores años de hip-hop en la historia.

Por un pequeño momento, las rivalidades del hip-hop dejaron de ser tan sólo episodios; esto dio impulso a la creatividad, a la expresividad y al deseo de llegar a la cima. Durante este periodo, si alguien pretendía empezar una carrera como rapero no podía simplemente depender de una imagen de gangster, un buen single o de expresar algo radical; estos artistas debían justificar todo lo que decían con su música. Nas pretendía dar a conocer la realidad de Nueva York y, a través de Illmatic, construye una atmósfera clara. Tribe quería hacer jazz e hizo una de las propuestas más sensibles y disruptivas del género. Wu Tang aspiraba a una disciplina lingüística y lo demostró en su cypher de álbum.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s