Recomendación Semanal XXII

Cada semana, los colaboradores de nuestro staff recomiendan uno de sus álbumes favoritos, para que siempre tengas algo nuevo que escuchar.

 

Diego

Citizen Zombie – The Pop Group (2015)

1

El grupo es considerado como fundamental para el movimiento post-punk, por su entrada temprana y sumamente ambiciosa al género. A pesar de esto, la banda se fue tan rápido como llegó y sólo vivía a través de su ya establecido legado. Como si fuera una broma, regresaron treinta y cinco años después con un comeback que era inconcebible para las expectativas. Sin embargo, el resultado fue un reconocimiento del añejamiento de la banda mezclado con nuevas e interesantes ideas. Aquí, el sonido de The Pop Group compromete con su naturaleza experimental -que recuerda a grupos como This Heat-, su estilo espástico de influencias jazz al modo Beefheart y un cariño secreto por la música pop. Este es un álbum veterano que se alza como conmemoración monumental.

 

Sebastián

You’re Nothing – Iceage (2013)

2

El noise y el post-punk han ido siempre de la mano, situación que los de Iceage aprovechan en su segundo álbum como si fueran expertos. La diferencia entre estos daneses y el resto de los grandes exponentes contemporáneos del post-punk es que ellos no tienen ningún reparo en caer fehacientemente en el caos del punk, algo que muchas bandas evitan integrar a su frío y calculado sonido. Este es un álbum abrasivo y, en ciertas instancias, denso; pero al final mantiene la energía del rock and roll de cualidades más accesibles.

 

Chacho

Wonder What’s Next – Chevelle (2002)

3

El segundo álbum de Chevelle nos ofrece una mezcla de grungenu metal que es más que interesante, junto con un excelente desempeño vocal por parte de Pete Loeffler y un gran manejo de dinámicas al estilo de Nirvana o Pixies. Es un álbum rudo pero al mismo tiempo accesible, que más allá de sus exitosos sencillos —”The Red”, “Send the Pain Below”— brilla durante la totalidad de sus cuarenta y seis minutos de duración.

 

Mario

Graceland – Paul Simon (1986)

4

Este es el mejor álbum de Paul Simon y a la vez el más experimental, balanceado hasta en el orden del tracklist. La obra cambió la manera en la que el mundo occidental ve a África -principalmente a Sudáfrica. Resulta agradable saber que este trabajo no se priva de experimentar, incluso en los temas que, aparentemente, menos se prestan a eso. Tal es el caso en el tema a cappella, “Homeless”, o en “You Can Call Me Al” que se arriesga en los arreglos, de manera exitosa, desde la sección de metales hasta el bajo. De todos sus trabajos, es el álbum con mayor riqueza rítmica y el que contiene las letras más divertidas, demostrando que la calidad no tiene por qué ser ligada de manera estricta a la seriedad.

Isabel

Fashion Nugget – Cake (1996)

ea4c7c809f934464c4d9b098c853716d.png

Cake ha estado vigente desde 1991 y quizá este sea su mejor álbum; comenzando porque contiene dos inigualables covers: primero, el aclamado “I Will Survive”, original de Gloria Gaynor, y después el divertido “Perhaps, Perhaps, Perhaps” de Joe Davis.
Fashion Nugget es una aventura melancólica que experimenta con diferentes géneros: va del country al funk y del jazz al garage rock, pero siempre con un tono pegajoso que hace del álbum uno que, a pesar de los años, se mantiene vivo. Aunque se trata de un disco divertido para escuchar, lo interesante es que es una compilación de canciones que le hablan al desamor y le dan vuelta al sentimiento de rechazo, lo cual Cake toma con ironía, tintes sensuales marcados por el bajo y la trompeta y una voz un tanto fuera de tono, característica de John McCrea. Sin duda, Fashion Nugget es el disco perfecto para entrarle a Cake.

 

Urian

Sleep Cycle – Deakin (2016)

a3838757669_10.jpg

Sleep Cycle es la primer obra en solitario de Joshua “Deakin” Dibb, quien también funge como miembro intermitente de Animal Collective. Por ser a menudo considerado el eslabón más débil de la agrupación, se cuestionaron fuertemente sus cualidades como músico y su habilidad para montar un full length después de anunciar que saldría de la banda con el fin de trabajar en un proyecto propio. La sorpresa para los fanáticos de la neo-psicodelia fue enorme cuando resultó ser un álbum mucho más realizado que Enter the Slasher House, Panda Bear Meets The Grim Reaper y Painting With juntos.
Dibb toma una aproximación delicada y noble hacia el género, depositando una carga emocional importante en sus letras y separando su mezcla en varios niveles para facilitar la apreciación de las guitarras acústicas y los elementos sonoros forestales que dispone como quirks.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s