15-65: ¿Cuál es el mejor álbum del 2014?

En 15-65, analizamos los mejores trabajos de la música popular -empezando en el 2015 y terminando en 1965- para determinar cuál es el mejor álbum de cada año.

Año: 2014

Diego: Ébola, Ucrania, vuelos desaparecidos, mundial… ¿Qué más pasó en el 2014?

Sebastián: Tuvimos el mundial, el “no era penal” y Weezer tocó “Quién como tú” de Ana Gabriel en el Corona Capital. Fue un año interesante, sin duda.

Diego: Solange atacó a Jay Z en un elevador, Shia dejó de ser famoso (por su propia cuenta) y 12 Years a Slave ganó un Óscar. Hablemos de algunas de las sorpresas que nos llevamos en cuestión de álbumes.

Sebastián: Pues Run the Jewels lanzó el álbum que los cimentó como una de las fuerzas más importantes del hip-hop actual: RTJ2. Mac DeMarco se convirtió en el frito favorito de toda la chaviza gracias al excelente Salad Days. FKA Twigs se dio a conocer al mundo como el futuro del R&B/pop/electrónica/dios-sabe-qué femenino. D’Angelo regresó de su letargo con un increíble álbum que pasó desapercibido porque lo sacó a finales de diciembre. Beck lanzó un álbum pitero que ganó el Grammy y Taylor Swift se volvió la nueva reina del pop, muy para mi desgracia.

Diego: Para mí fue un año muy variado en todo el sentido de la palabra: lleno de decepciones por parte de artistas en quienes había depositado grandes expectativas y sorpresas de artistas de los cuales esperaba poco o a quienes no conocía. Sobre todo, creo que fue un año interesante para el hip-hop en sus diferentes áreas. Young Thug empezó a descubrir la cara del nuevo hip-hop popular entre lean, androginia y auto-tune. Freddie Gibbs entregó su Piñata en una colaboración con Madlib, muy a la Madvillany. Vince Staples hizo su debut con un trap más consciente. Shabazz Palaces experimentó y Schoolboy Q entregó bangers sin pena. Un año muy completo para el hip-hop cuya lista se puede alargar mucho más.

Sebastián: Del espectro de bandas más grandes que Jesús, U2 y Coldplay confirmaron una vez más, al lanzar dos fiascos de álbumes, que no traen nada; al igual que el Dios de los modernitos, Julian Casablancas, y su mediocre álbum con The Voidz. Alt-J, con el lanzamiento de This is All Yours, nos sacó de la burbuja engañosa que fue su álbum debut y nos hizo darnos cuenta de que en realidad son una pésima banda. Royal Blood se convirtió en la nueva banda favorita de los fans de Muse, por su bro-rock a base de riffs pegajosos. Alvvays sorprendió con un debut muy fresco y agradable que los puso en perspectiva de una escena indie ya muy decadente y repetitiva. Cloud Nothings sacó su mejor álbum hasta la fecha: el oscuro Here and Nowhere Else. Iceage confirmó su estatus como una de las bandas más interesantes del post-punk al lanzar Plowing Into the Field of Love. Ah, e Interpol confirmó la teoría de que cada álbum que sacan es peor que el anterior.

Diego: Iceage confirmó sus ganas de hacer un copy-paste de la discografía temprana de Nick Cave; me di cuenta cuando, por fin, me di la oportunidad de escuchar su álbum, que me sigue gustando. Pero, curiosamente, los álbumes que peor sabor de boca me dejaron fueron esfuerzos de los artistas a quienes más ganas les traía. Aphex Twin me puso a dormir con un álbum que hizo ruido en los medios internacionales. The War on Drugs me dio ganas de acompañar a Mark Kozelek con su gran canción “War on Drugs: Suck my Cock”. Y cómo olvidar a Arca, la aparente promesa de la electrónica entregando el álbum más tosco y con menos sentido del año.

Sebastián: Sólo quiero agregar al excelente pop de alberca que es Real Estate en Atlas y al mediocre pero extremadamente entretenido Once More ‘Round the Sun de Mastodon. La mayoría de las publicaciones nombraron a Lost in the Dream de The War on Drugs como el mejor del año, pero me uno al “Suck my Cock”. Nunca entenderé del todo el amor que tiene la crítica por los revivals de Americana, que se dan de vez en cuando entre músicos estadounidenses. Creo que ya cubrimos, más o menos, el álbum de manera redonda, por lo que es hora de ir al que ambos creemos que es el mejor. Me parece que estaremos de acuerdo en ello.

Diego: Sacando los trapitos al sol de Mastodon, jaja. Pero sí, sin duda ese carácter de frivolidad en lo que suena rootsy es uno mentiroso. Menciono de manera rápida mis tres selecciones de lo mejor del año: está el Pom Pom de Ariel Pink, Benji de Sun Kil Moon y To Be Kind de Swans. Estos son tres álbumes que me enamoraron por su ambición experimental y sonora y por su sincera capacidad para construir canciones que no sólo involucran al escucha, también tienen un lenguaje carismático. Los tres fueron piezas, para mí, que demostraron que queda mucho que hacer en la música moderna. Tres obras concretas.

Sebastián: Yo destaco, entre mis favoritos, la electrónica retrofuturista (buen oxímoron) de Todd Terje en el excelente It’s Album Time, el post-punk indie deprimente de Cloud Nothings en el ya mencionado Here and Nowhere Else y el innovador y trascendental Sonic Highways de Foo Fighters. Dave Grohl no para de ser un referente de la experimentación musical. Nah, no es cierto lo de Foo Fighters; obviamente, también me decanto por el monolito gigantesco que representa el To Be Kind de Swans. De esos tres, que fueron mis favoritos, considero que el mejor es el de Swans.

Diego: Hay una presentación en el Basilica Soundscape de Swans interpretando “Just a Little Boy”, a través de la cual es fácil resolver si esta es una banda que de verdad justifica la atención que ha recibido. La canción se convierte en un monstruo envolvente pero orgánico. El sonido es impecable y transformado al gusto de la banda. No nos vayamos tan lejos: creo que “Screen Shot” es una de las mejores producciones que he escuchado. Esa batería es increíble al igual que el espacio que se cierra y abre en el desarrollo de la canción. Como comentamos hace poco al hablar de Swans, mi percepción es que cuando comparas la música que logran, toda la demás hasta parece infantil.

Sebastián: En este momento, no hay nadie más ambicioso en la escena del rock que el ensamble montado por Michael Gira para esta etapa de Swans, que va desde el 2010 hasta la fecha. Nadie se acerca ni un poco al nivel de la trilogía de álbumes, de dos horas y media cada uno, que ha definido al Swans del nuevo milenio, dentro de la cual el mejor es To Be Kind. Folk, industrial, metal, avant garde y nihilismo musical en su expresión más enfocada y, de cierta manera, coherente. Verdaderamente, no es un álbum para “principiantes” (si se puede decir de esa manera) ya que TBK requiere de un compromiso muy clavado: algo que es difícil de encontrar ya en la música de hoy en día. En otras palabras, este es un álbum que exige que dejes todo lo que estás haciendo, que te sientes con tus mejores audífonos puestos y que trates de descifrar qué demonios está sucediendo en la música.

Diego: En el 2015 atestiguamos algo sensacional: el TPAB recibió de manera general la atención merecida. ¿Crees que, dentro del mundo en el que vive Swans, TBK recibió lo que merecía?

Sebastián: La gran diferencia es que TPAB se movió en un ámbito mainstream, siendo nominado al Grammy en varias categorías. TBK es un trabajo denso y, como te decía, difícil. No es para cualquiera. La prueba de fuego para conocer la relevancia y atención que recibió este álbum habita en las páginas y foros de internet en los que nos movemos. En esos espacios, dedicados a personas muy clavadas y que siempre buscan algo que vaya más allá, TBK fue una revelación mesiánica que desencadenó una reapreciación total de toda la discografía de Swans en nuestra generación. No me tiembla la mano al decir que TBK me hizo reconsiderar las posibilidades del rock más que ningún otro álbum que haya escuchado en mi vida.

Diego: Fuertes declaraciones. Pero no es necesario tener justificaciones para ser amables con este álbum ;D

P.D.: Under Color of Official Right de Protomartyr no se mencionó en la conversación, pero ambos autores concuerdan en que es uno de los álbumes más importantes del año.

1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s