Vacas Sagradas: Never Mind the Bollocks, Here’s the Sex Pistols

I am an antichrist, I am an anarchist” cantaba con particular rabia Johnny Rotten en “Anarchy in the U.K.”, en el otoño de 1976, mientras tomaba el control de la juventud inglesa y desencadenaba el movimiento punk en el Reino Unido. Este habría de expandirse más allá de la música, transformándose en una ideología anti-autoritaria concreta, una moda bien definida y en el arte y la literatura de los años posteriores.

El primer y único álbum de estudio de los Sex Pistols fue publicado el 28 de octubre de 1977, más de un año después de que el primer sencillo de la obra fuera lanzado. Durante este periodo, la banda tuvo cambios en su alineación, añadiendo al ya infame Sid Vicious como bajista, quien ni siquiera sabía cómo tocar un instrumento. A pesar de sus limitaciones musicales, Vicious pasaría a ser un ícono del movimiento punk y, junto a Rotten, se convertiría en la cara de los Sex Pistols. Su controversial sencillo titulado “God Save The Queen”, el cual se expresa en contra de la monarquía inglesa y, en específico, de la Reina Isabel II, fue lanzado en marzo del mismo año. Este fue censurado por la radio inglesa y su venta estuvo prohibida en las principales tiendas de música del país. Tres meses después, sostuvieron un enfrentamiento legendario con la policía londinense al rentar un bote y llevar a cabo una pequeña presentación sobre el río Támesis, frente al edificio del parlamento de Inglaterra. Más que un concierto, fue una declaración en contra del gobierno en turno.

El grupo ya era un ícono cultural al momento de lanzar el álbum, el cual generaría controversia a raíz de su título (bollocks es un argot utilizado en el Reino Unido para referirse a los testículos). Esto provocaría el veto de su exhibición en los anaqueles de las tiendas comerciales de música. Sin embargo, su venta en tiendas independientes le consiguió el primer puesto en las listas. Nada ni nadie podía detener a los Sex Pistols.

El sonido del álbum establece lo que ahora es el estándar de la música punk: altos niveles de distorsión y ruido, ritmos frenéticos y riffs sencillos y cortos pero memorables. Por encima de estos elementos, se encontraba la voz de Johnny Rotten, que más que cantar se dedicaba a gritar con energía contagiosa sus controversiales mensajes, que lidian con temas políticos y que expresan el sentir de la juventud de aquella época (Inglaterra contaba con una tasa de desempleo altísima en 1977). La intensidad contenida en los treinta y ocho minutos, divididos en doce canciones, de duración del álbum es sencillamente imposible de igualar.

Otro de los aspectos importantes del álbum, y de lo que sería el género punk en general, es su simplicidad. Cualquier persona con habilidades musicales básicas podría interpretar y cantar estas canciones sin problema, otorgándole una cualidad inclusiva. En poco tiempo, sus canciones se convirtieron en los himnos de una generación.

Los Sex Pistols se separaron con la misma velocidad con la que llegaron a la cima. En enero de 1978, los problemas internos de la banda, derivados del consumo desmedido de alcohol y drogas, llevaron al grupo a su fin, a partir del cual no volverían a tocar juntos. Durante el corto periodo de su existencia, forjaron un legado más grande que el de muchas bandas con más de veinte años de carrera. Never Mind The Bollocks no sólo detonó a un subgénero musical completo, sino a una subcultura urbana que se expande a nivel mundial. Más allá del entretenimiento, este álbum vio a la música como una manera de darle poder al pueblo, voz a los que no eran escuchados -que vaya que estaban enojados-.

Incluso dejando de lado los aspectos externos a la música, Never Mind The Bollocks es una joya de álbum que, casi cuarenta años después de su lanzamiento, sigue sonando igual de poderoso y relevante sin importar la generación a la que pertenezcas. Si no has tenido la oportunidad de escucharlo, te doy una recomendación: sube el volumen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s