Vacas Sagradas: A Night at the Opera

La década de los ’70 fue una época interesante para el mundo: La guerra de Vietnam llegó a su fin, Gene Cerman se volvió el último hombre en la luna, se inventó el Sony Walkman y se envió el primer correo electrónico. Mientras todo esto sucedía, en Londres nacía una de las bandas de rock más icónicas del planeta: Queen.

Las raíces de Queen se formaron en 1967, cuando el guitarrista Brian May y el baterista Roger Taylor se unieron con Tim Staffel para formar una banda llamada Smile. La banda tuvo algo de éxito, en su mayoría entre la escena baja de Londres, donde Farrokh Bulsara los conoció. Poco después de su formación, Tim Staffel dejó la banda y fue entonces cuando Farrokh, a quién apodaban Freddie, se unió a Smile. Poco después se sumaría a la alineación el bajista John Deacon. Dejaron de llamarse Smile y se renombraron como Queen. En sus principios solo tocaban algunos conciertos pequeños, pues los miembros estaban más enfocados en sus carreras universitarias. Fue hasta el ’73 que tuvieron la oportunidad de lanzar su primer álbum.

Para ese entonces, el éxito de Queen se basaba en su sonido glam con un toque de heavy metal, combinado con el amplio rango vocal de Freddie Mercury. Estos elementos, sumados a un show teatral, les abrió el camino no sólo en su natal Gran Bretaña, sino también en el mundo. Gracias a su dramático y exitoso A Night at the Opera, rápidamente estaban ofreciendo conciertos en estadios en Estados Unidos, Montreal, Latinoamérica, y Japón.

A Night at The Opera, lanzado en 1975, es su cuarto álbum de estudio. El mérito que recae en este álbum es que contiene la icónica “Bohemian Rhapsody”. Rápidamente, Queen se puso a la altura de bandas como Led Zeppelin o Deep Purple, mostrándose ambiciosos tanto en su composición musical como lírica. Experimental y abstracto, este álbum es la muestra de cómo debe grabarse un álbum de rock, pues juntos perfeccionaron su habilidad de crear canciones que se convertirían en un éxito instantáneo, y también demostraron una disposición a arriesgarse, a concebir sonidos que podrían parecer fuera del contexto rock y mejor aceptados en un ámbito teatral. Son estos distintivos que hacen que A Night At The Opera se mantenga como un distintivo dentro de la carrera de Queen, pues los miembros se encargaron de destacar todo su talento y habilidades instrumentales: una voz llevada al límite, solos de guitarra cuidadosamente planeados para ser armónicos y retadores a la vez, introducciones con piano, y la absoluta ausencia de sintetizadores.

Para comenzar a entender de dónde viene la concepción de un álbum tan arriesgado, hay que comenzar a entender el talento de cada uno de sus miembros. Por su parte, Brian May contaba con estudios de física y matemáticas que lo llevaba a un entendimiento de composición estructurada y perfeccionista, lo cual imprimía en cada uno de sus solos e interpretaciones. En la línea del bajo, el discreto John Deacon contaba con conocimientos de electrónica, pero su verdadera pasión era el soul, mostrándose muy influenciado por el sonido motown. Sumando al talento, Roger Taylor se convirtió en músico desde muy temprana edad; tocaba el ukulele y la guitarra, pero encontró su verdadera aptitud y pasión en la batería, talento que descubriría al buscar imitar las interpretaciones de Keith Moon, baterista de The Who. Finalmente, uniéndose a esta mezcla de talentos, Farrohk Bulsara, mejor conocido como Freddie Mercury, llegaría a unir todas estas piezas con su voz inigualable, personalidad perfeccionista y visión artística adelantada a su tiempo.

Sin duda, A Night At The Opera se volvió un álbum que tiende a desentonar dentro de la línea que después sería creada por Queen, pero la imaginación y visión de la banda los llevaron a crear este álbum, tan audaz y decidido en captar la atención de un público ávido de extravagancia, la que después se volvería característica en sus conciertos en vivo, decididos a ser recordados para siempre.

¿Una Vaca Sagrada? Sin duda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s