7 bandas esenciales de garage punk

Antes de Ty Segall, Thee Oh Sees y Jay Reatard, antes de Wavves y de toda la oleada de garage que parecen hijos modernos del grunge, los que glorificaron el lo-fi y el humor en la música; previo a los sutiles Strokes o The White Stripes, el rock con tintes de blues y surf, con la psicodélica y la teatralidad camp del terror de los ’60, ya había tenido grandes nombres.

Desde los ’70 y hasta mitades de los ’90, algunos de estos amantes del rock retador decidieron tomar del punk, así empezando un estilo más abrasivo, más cínico y divertido para el garage. A diferencia de sus raíces, en los ’60 esta generación vio cómo la teatralidad se escurrió a través de las grietas pero de una manera descuidada, “trashy”. Estas bandas demostraron la capacidad de la víscera y el humor en canciones simples, pero melódicas, graciosas pero políticas, e infantiles pero intrigantes.

Aquí 7 actos esenciales del garage punk en todos sus sabores y colores:

The Cramps

cramps

Un vampiro vagabundo y la reina del camp; Lux Interior y Poison Ivy empezaron una de las bandas más influyentes de la historia del rock. Salidos del famoso CBGB, sin bajo pero mucho fuzz y con una fuerte influencia del surf, llevaron la vulgaridad, lo absurdo y grotesco al extremo, pero todo con un gran sentido del humor. Constantemente atribuidos como los creadores del psychobilly, dieron una visión muy única a las generaciones por venir: cualquier género se puede transformar y moldear a gusto. El rockabilly se había convertido en goth.

Thee Headcoats

thee

Inspirados por la simpleza del punk inglés de los ’70, Billy Childish fundaría esta banda en el ’89. El atractivo del lo-fi moderno se lo debemos a las prácticas de grabación de la banda. A pesar de que muchas bandas tenían un sonido lo-fi circunstancial, las grabaciones de Thee Headcoats fueron pensadas y adecuadas a las fortalezas de este estilo. Así lograron lo auténtico, con una fuerte tradición del rock. Es importante recalcar que, probablemente, esta es una de las bandas más inclusivas y diversas de esta lista. Aquí se exploraron una serie de ideas tanto tradicionales como experimentales.

The Gories

gories

Un trío singular que fue víctima de la interpretación más que de su creación. Como una especie de tributo contemporáneo a el garage rock de los ’60, The Gories trajo consigo un fuerte y áspero sabor de blues rock. Lleno de grandes riffs y un humor infantil desataban su caos eterno. Aunque The Gories nunca fue explícitamente punk sin duda su actitud y forma cándida de interpretar resultaron en su lugar en la historia del rock.

The Mummies

mummies

Apareciendo esporádicamente por los tiempos, casi míticos, y sobre todo destacando en California por su infame seguimiento de culto cuyo punto de inicio sería San Francisco. Debajo del anonimato de ser una momia se encuentra un completo despecho por el profesionalismo, uno que busca el cinismo en la parafernalia, el desate puro, y un casi terrorismo musical. Los antics de The Mummies podrán parecer los que cualquier banda de garage moderna busca, pero muchos de estos fueron definidos por ellos.

The Oblivians

oblivians

El uso de la guitarra como una herramienta instrumental de ruido es uno capaz de enriquecer la experiencia auditiva tanto con su ferocidad como con su hi-end (agudo), dando diversidad a la mezcla. A pesar de esto, el ruido es una herramienta difícil de controlar y sus efectos pueden ser contraproducentes. Oblivians nos trajo una visión propiamente noventera, ya llena con muchos de los atributos mencionados en esta lista; su uso del ruido en la guitarra, combinado con una producción detallada y variada dan una expresión única. Fuertes en punk, talentosos en el riff, y experimentados sónicamente, este acto es sumamente gratificante.

The Gun Club

gun

Si todas las bandas de esta lista tienen fuertes influencias de blues y surf, The Gun Club decidió exhibir su pasión por el country. Un sonido cuidadoso y tímido por momentos, pero no menos jovial o atrevido. Jeffrey Lee Pierce contribuyó no solo con un gran oído melódico en la guitarra, pero también con su inflexión tan especial, que a veces nos recuerda a Lou Reed o a alguna banda del new wave. La influencia de este grupo es de alto alcance pero también discreta. Si alguien puede pagar tributo es Jack White que siempre ha citado a la banda como influencia.

Mudhoney

honey

Algunos acusarán el lugar de esta banda como inadecuado por sus fuertes ligas al grunge, pero la existencia de Mudhoney fue una llamarada corta y explosiva, profundamente familiarizada con el garage punk. Esta banda lució de los sonidos alternativos de su década, pero también de la metodología DIY del punk y el desorden del garage. Si las versiones previas de la banda fueron introducidas por los mismos miembros como “the worst band in the world” o “joke-punk”, es por algo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s