Sad But True: ¿Cuál es el peor álbum de Metallica?

Masters of Reality es la columna de Heavy Metal de Lados B, en la que Diego y Sebastián, nuestros headbangers más clavados, debaten sobre todo lo que tenga que ver con el estado de las cosas en el género predilecto de Satanás.

No existe ninguna duda al respecto: Metallica es la banda de metal más grande del planeta. Revolucionarios del Thrash Metal que pasaron de ser consentidos del underground a convertirse en uno de los artistas con más ventas de álbumes a nivel mundial en la historia. Sus primeros cuatro materiales son clásicos absolutos del género que ayudaron a crear y popularizar. Después de eso, la banda experimentó con un sonido diferente, el cual los volvió la banda más grande del universo, perdiendo muchos de sus fans originales en el proceso. Esta versión de Metallica es la que más o menos sigue hasta nuestros días, y sigue generando polémica con cada lanzamiento, siempre generando comparaciones con sus tiempos de gloria. Una banda de tal magnitud tiene en su haber cientos de artículos cuestionando la calidad de sus álbumes, buscando siempre la respuesta imposible: ¿cuál es su mejor álbum? Hoy, vamos por el camino opuesto, hurgando en la parte vergonzosa del trabajo de Metallica, para definir algo que no nos preguntamos tan a menudo: ¿Cuál es el peor álbum de Metallica?

Diego: Como que solamente haciéndome la pregunta, la respuesta parece obvia, ¿no?

Sebastián: No sé, primero delimitemos nuestro criterio, por ejemplo, creo que no sería adecuado contar a Lulu o Garage Inc. dentro de este análisis. Sólo álbumes de estudio 100% Metallica.

Diego: De acuerdo. Primero es obvio, que no lo encontraremos en los ochenta y sinceramente dentro de todo lo que vino después solo uno destaca por ser más terrible que los demás en toda su expresión: St. Anger.

Sebastián: Entonces enfoquémonos en todo a partir del Black Album. Para mí ese es rescatable, por más choteado que esté y con todo y el hecho de que tenga “Nothing Else Matters” (canción que detesto con pasión), tiene algunos clásicos absolutos de la banda, por supuesto aparte de “Enter Sandman”. Por ejemplo, “Wherever I May Roam” o “Of Wolf and Man” son para mí algunas de las mejores rolas que tiene Metallica en su haber.

Diego: Sí, sería injusto decir que el Black Album es una tragedia completa, porque en su momento creo que sí fue un cambio radical dentro lo que cabe en una banda de metal, atreverse a hacer eso cuando probablemente todos querían simplemente más thrash. Igual, siento que dentro de todo el Death Magnetic fue un destello de luz después de años de oscuridad por más problemas que tenga el álbum. ¿“Cyanide”, “My Apocalypse” funcionan no? Tal vez esta pregunta es para Load, Reload y St Anger.

Sebastián: Sí, llegamos a lo inevitable, esos tres álbumes que se han vuelto una especie de chiste local o burla entre los fans. La neta, siendo muy honestos, para mí el St. Anger es rescatable, creo que supone un cambio de mentalidad para Metallica y tratar de hacer las cosas de diferente manera. Sí, la tarola culera, sí, no hay solos, pero creo que ese riesgo que tomaron es mucho más respetable que lo que hicieron en Load y Reload. “Some Kind of Monster” es de mis canciones favoritas de la banda.

Diego: En este mundo hay defensores eternos del St. Anger y los que nada más no se lo tragan. Soy el segundo, entiendo que tal vez fue mucho más riesgoso que lo sin sentido de Load y Reload, pero la igual no puedo evitar pensar que St. Anger tiene problemas muchísimo más profundos. He escuchado ese álbum muy pocas veces completo por que simplemente no lo aguanto, entre las ridiculeces líricas, una producción patética y el nu-metal causando en Metallica una crisis adolescente todo esto no resulta más que algo sin identidad, sin un enfoque claro. Como un cover band de cuarentones tocando música de niños. Por lo menos Load y Reload es sincero con los fans y con Metallica.

Sebastián: No entiendo donde está la parte sincera de Load y Reload, es escuchar a Metallica abrazar un sonido soso e incluso conformista, con demasiadas canciones que están para el olvido. Al menos St. Anger fue un desastre conciso y enfocado, en mi opinión los Load son un disparate de muchas cosas sin enfoque, Son demasiado largos, demasiado suaves, demasiado EYYY-AH de James Hetfield. No sé, si tuviera que escoger al peor tomaría a esos dos álbumes como uno solo.

Diego: Sí, pero es justo lo que digo, Load y Reload no hacen mal adrede simplemente son un agujero negro en lo que alguna vez fue Metallica, algo sin sentido, insípido y olvidable pero para mí St. Anger es maldad verdadera.

Sebastián: pues bueno, parece que no llegaremos a ningún consenso y sólo nos quedaremos con lo que ya todo mundo da por sentado, que los tres peores son Load, Reload y St. Anger. Ahora, para terminar, ¿crees que Metallica alguna vez vuelva a sacar un álbum digno de sus primeros cuatro años de carrera?

Diego: No.

Sebastián: Concuerdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s