Listas de Staff: Recomendación Semanal VI

Cada semana, los colaboradores de nuestro staff recomiendan uno de sus álbumes favoritos, para que siempre tengas algo nuevo que escuchar.

Sebastián

Hot Buttered Soul – Isaac Hayes (1969)

Untitled design

Nunca el Soul estuvo tan cerca de ser Rock Progresivo ni tan cerca de generar excitación sexual de manera tan eficaz como lo hiciera Let’s Get It On de Marvin Gaye. Este álbum, al puro estilo de Yes o Pink Floyd en los setenta, está conformado por tan sólo cuatro canciones, que sirven como muestrario de las habilidades de todos los músicos que componen la banda, algo un tanto extraño en un género tan centrado en la voz como el Soul.
Nota: Isaac Hayes era la voz de Chef en South Park y el mejor villano de todos los tiempos, “The Duke”, en la mejor película de todos los tiempos, Escape From New York.

 

Erick

1999 (o cómo generar incendios de nieve con una lupa enfocando a la luna) – Love of Lesbian (2009)

Untitled design (1)

Probablemente el álbum más famoso de la banda española. Un álbum conceptual que narra las diferentes etapas de una vida en pareja. Con letras cargadas de alegorías, métaforas y sintetizadores ocasionales, que recuerdan los inicios de Arcade Fire. Es una buena opción para adentrarse en esta propuesta musical española. Cabe mencionar que la mayoría de los temas tiene un videoclip, encontrados en la página de Youtube de la banda, en donde se aporta algo más a la narrativa de dicho álbum conceptual.

 

Bernardo

Revés/Yo Soy – Café Tacvba (1999)

Untitled design (2)

Habiendo publicado ya tres álbumes, esta alineación se quitó de encima con Re y Avalancha de Éxitos la fama que tenían como banda que hacía música para el desmadre. Su cuarto proyecto originalmente habría sido un álbum experimental que contiene grabaciones de la Compañía Nacional de Danza Folclórica del Instituto Nacional de Bellas Artes y hasta un cuarteto de clarinetes. Cuando se presentó la idea y el trabajo elaborado, se les dijo que el público no entendería ese salto tan grande que Café Tacvba estaba dispuesto a hacer, por lo que este concepto se convirtió en la primera parte (Revés), del doble álbum. Para resolver ese problema, se incluyó una segunda parte cuyo nombre es un palíndromo: Yo Soy. Éste último conteniendo canciones que la banda había acumulado desde su aclamado segundo álbum. El resultado fue un concepto que no se alejó de la expectativa general, aunque sí es el trabajo más experimental del grupo. Es un viaje que comienza con algo que no suena a Café Tacvba y termina con una calidez que sólo ellos logran en la gente que los aprecia.

 

Chacho

Only Revolutions – Biffy Clyro (2009)

Untitled design (4)

Ésta banda escocesa logró la fama internacional hasta su quinto álbum de estudio, Only Revolutions, siendo una banda de rock alternativo que nos recuerda al sonido del Brit Pop, pudiendo encontrar en este álbum canciones con ritmos complejos y un sonido más pesado (“That Golden Rule”) hasta baladas románticas (“Many of Horror)” sin caer en el cliché y conservando su sonido característico. Un álbum balanceado y ejecutado de una manera excepcional, con grandes letras y un acompañamiento orquestal que por momentos raya en lo épico, este álbum tiene algo para todos dentro de sus 42 minutos de duración.

 

Diego

Bish Bosch – Scott Walker (2012)

Untitled design (3)

El ícono de pop en los ’60 lentamente fue consumido por su obsesión. Pasando por 4 de los álbumes más resplandecientes de pop barroco y algunas otras exploraciones, para el ’95 era un hecho que Scott Walker ya no pensaba en pop. Su ahora decadente imagen era la de un ídolo caído, que ahora se postulaba como rey del avant-garde. En Bish Bosch tal vez Walker cruzó la línea y entregó un álbum lleno de música esquizofrénica, espeluznante y dominante. Este monstruo al pasar por los oídos dejaría a cualquiera perplejo trayendo tal vez algunas de las ideas más interesantes de esta década.

 

Urian

Bitte Orca – Dirty Projectors (2009)
Untitled design

Sin duda el álbum más accesible de los Dirty Projectors. Para un David Longstreth que más que songwriter se piensa compositor experimental contemporáneo, la moderación demostrada en Bitte Orca es un éxito por sí mismo. Con un catálogo de álbumes tan desafiantes como The Glad Fact o Morning Better Last!, que resultarían más fáciles de alinear a la obra de Frank Zappa o David Byrne que a la etiqueta indie que se le ha atribuído erróneamente a la banda de Brooklyn, esta es una sorpresiva colección de canciones pop con un no-tan-sutil dejo de experimentación. Desde el hocketing de Amber Coffman y Angel Deradoorian hasta los arreglos inestables a citara y sintetizador del mismo Longstreth, Orca es el eslabón ideal entre la música popular y la experimental, tan inusual como bienvenido.

 

Isabel

Nonagon Infinity – King Gizzard & the Lizard Wizard (2016)

Untitled design

Es difícil describir con palabras una explosión, pues esa es la sensación que Nonagon Infinity deja en los oídos de quién lo escucha.
En ésta octava entrega, los originarios de Australia regresan con una frescura digna de los años 70: psicodelia, guitarrazos y baile sin control.
Este disco está diseñado para escucharse en orden, pues cada final de una canción está perfectamente hilada a la siguiente, creando un loop infinito que nos invita a sumergirnos en un viaje de dimensiones desconocidas.
Maníaco, ruidoso y divertido, Nonagon Infinity se mantiene fiel a la línea experimental y psicodélica de King Gizzard & the Lizard Wizard, dejando claro que no todo es Tame Impala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s