7 grandes improvisaciones en el Rock

Hay bandas que son conocidas por sus presentaciones en vivo más allá de su trabajo de estudio. Éstas forjaron su leyenda a base de una presencia escénica impactante, un show espectacular o por lo que agregaron a sus canciones al presentarlas en vivo. Es común encontrarse con largas improvisaciones o jams realizados sobre canciones que no duran más de cuatro minutos, ya que hay músicos que muestran su verdadero talento y potencial al tocar en vivo, fuera de las limitaciones que representa un estudio.

Estas canciones son la representación ideal de una banda en perfecta armonía, al tope de sus capacidades como músicos y luciendo la química que los une. Son parte de álbumes en vivo que han marcado pauta en el rock y que forman parte vital de la discografía de los artistas involucrados. Estos 7 cortes extendidos son algunas de las mejores improvisaciones que han quedado grabadas para posteridad, realizadas por algunos de los músicos más virtuosos que se han parado sobre un escenario.

“Dark Star” de Grateful Dead

Álbum: Live/Dead (1969)

1

“Dark Star” fue lanzada en 1968 como un sencillo con duración de 2:40, pero un año después la banda grabó su primer álbum en vivo, el legendario Live/Dead, en el cual abrieron el tracklist con una versión de 23 minutos de esta canción. Esta versión es una de los momentos más psicodélicos de la vasta discografía en directo de Grateful Dead y se caracteriza por sus toques de jazz e incluso de avant-garde. Una gran canción para introducirse en la banda, conocida más que nada por sus conciertos e improvisaciones.

 

“Careful With That Axe, Eugene” de Pink Floyd

Álbum: Ummagumma (1969)

2

Ummagumma es un álbum doble, cuya primera parte consta de un excelente álbum en vivo y la segunda de experimentaciones un tanto fallidas de la banda, al grado de que este material se ha vuelto una especie de chiste local del rock. Afortunadamente, la calidad de los tracks que conforman el primer disco del álbum sirven para rescatar a este proyecto del olvido, ya que es el mejor documento que existe del show en vivo de la banda en la etapa de Syd Barrett. De las cuatro canciones de este trabajo, resalta “Careful With That Axe, Eugene”, cuya versión de estudio no sería lanzada en un álbum hasta la compilación de 1971 titulada Relics. Esta canción es una exploración de texturas, muy al estilo de la etapa psicodélica de Pink Floyd, que puede sonar como un caos total, pero con un poco de atención, se puede escuchar que la banda eran dueños y amos del caos controlado.

 

“My Generation” de The Who

Álbum: Live at Leeds (1970)

3

Una de las canciones más conocidas del Rock adquiere un carácter totalmente diferente en esta versión. Live at Leeds es reconocido como uno de los mejores álbumes del rock en general, no sólo en vivo. The Who logra extender esta versión de “My Generation” de la original de 3 minutos a los 14 que dura en la edición original del LP. Esto lo logran a partir de un medley que incluye partes de “See Me, Feel Me/Listening to You”, “Underture” y “The Seeker”. No es una improvisación en el sentido estricto, pero incluye unos solo impresionantes de Pete Townshend, el legendario solo de bajo de John Entwistle tocado a la octava potencia y bueno, es The Who en Leeds. Con eso debería bastar.

 

“Machine Gun” de Jimi Hendrix

Álbum: Band of Gypsys (1970)

4

Tras la separación de The ExperienceJimi Hendrix se embarcó en un nuevo proyecto llamado Band of Gypsys, con el cual estaba comenzando a componer música cuando murió de manera prematura en 1970. El último álbum que grabó antes de su muerte fue este material en vivo con su nueva banda, estrenando seis canciones con un sonido más Funk y con mucho espacio para la improvisación. De estos temas, destaca “Machine Gun”, una canción que habla sobre Vietnam, con un inspirado Hendrix transformando la guitarra en una máquina capaz de producir sonidos de explosiones y metralletas. Sin duda es uno de los puntos más destacados de la discografía del virtuoso guitarrista, y nos da a entender claramente porque es el mejor de la historia.

 

“Whipping Post” de The Allman Brothers Band

Álbum: At Fillmore East (1971)

5

Esta canción aparece en el debut homónimo de los Allman Brothers, lanzado en 1969 , en su humilde versión de cinco minutos. Para 1971, la banda ya se había vuelto uno de los shows en vivo más ambiciosos del rock en Estados Unidos y esto se nota en su obra maestra, el álbum en vivo At Fillmore East. Cerrando el álbum aparece una versión de la ya mencionada “Whipping Post”, extendida a su versión más famosa de 23 minutos. Ésta se caracteriza por pasar por todas las dinámicas posibles, desde el murmullo de una tarola silenciosa y una guitarra tímida hasta el estruendo más grande que el southern rock tiene para ofrecer.

 

“Space Truckin” de Deep Purple

Álbum: Made in Japan (1972)

6

La canción que cierra el legendario concierto de Deep Purple en Japón es la misma que cierra su obra maestra, Machine Head. La banda logra estirar la versión en vivo 15 minutos más que la original, para obtener los gloriosos 19 minutos que podemos escuchar en Made in Japan. Esta canción tiene todo lo que necesita un fan del rock, solos a toda velocidad de guitarra, solos frenéticos de órgano, cambios de dinámicas que van desde improvisaciones tipo jazz hasta ritmos de heavy metal e inclusive un solo de batería. Sin duda esta canción funge como a coronación de Ritchie Blackmore como uno de los mejores guitarrista de los ’70.

 

“Dazed and Confused” de Led Zeppelin

Álbum: How the West Was Won (2003)

7

Grabado en 1972 pero lanzado en 2003, How the West Was Won es el documento más preciso de una de las bandas más grandes del rock en la cumbre de sus capacidades. Incluso Jimmy Page afirma que este álbum representa lo mejor que Led Zeppelin tenía para ofrecer en vivo. Al igual que las bandas mencionadas anteriormente, Zeppelin no reparaba en la duración de sus canciones al interpretarlas en vivo, por eso tenemos legendarias presentaciones de “Moby Dick” y “Whole Lotta Love”, pero la canción que se robaba los reflectores en sus shows era su versión de “Dazed and Confused”. Su versión de 25 minutos combinaba una versión extra pesada y lenta de la canción original, sumándole partes de “The Crunge” de Houses of the Holy y de “Walter’s Walk”, una canción que no aparecería en la discografía de Zeppelin hasta Coda.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s