Álbumes Listas

Sobre la mesa: los 7 mejores álbumes de Neil Young

Neil Young es una de las figuras más importantes en la historia de la música. Punto. Se encargó de popularizar y tratar como un arte noble al country rock, de darle vida nueva al folk rock y perdurar su domino en los ’70, de ser el padrino intelectual y estético del grunge (por qué creen que se pusieron de moda las camisas de franela) y de crear una aproximación única a la guitarra. Fue miembro fundador de Buffalo Springfield y estrella invitada que se roba los reflectores con Crosby, Stills & Nash. El currículum de Neil Young le vale para tener trabajo de CEO en alguna empresa transnacional, en el caso hipotético de que el rock sea una distópica civilización corporativa.

La cosa con Neil Young, es que muchas veces la gente se lo piensa dos veces antes de comenzar a escucha su música, primordialmente debido a su extensa discografía. Suele suceder, que cuando uno no tiene un punto de referencia de donde comenzar, la tarea de explorar la discografía de un artista se vuelve ardua. En el caso de Neil Young, basta con ver su discografía en Wikipedia para dejar de ver eso de entrarle a su música como algo de ocio, y empezar a verlo como un trabajo de investigación.

Captura de pantalla 2016-07-17 a las 1.53.55 p.m.

Afortunadamente, en Lados B somos un montón de gente pasmada en todo lo que se relaciona con música, y un servidor, se ha tomado el tiempo de escuchar la mayor parte de la discografía de Neil Young para discernir lo legendario del relleno, y poder dar fe del evangelio que es su discografía. Hoy les traemos un análisis de los 7 mejores álbumes que conforman el enorme e influyente trabajo de Young, representado en una carrera que lo convirtió en uno de los referentes inmediatos del rock, tal como lo son gente como Bob Dylan Paul McCartney.

7. On the Beach (1974)

1

Tres de las ocho canciones del álbum incluyen la palabra “blues” en su título, por lo que esto da una idea general del carácter del álbum. Grabado con el mismo espíritu crudo que caracterizaría a varios de los álbumes de Young a partir de 1975, On the Beach es un gran preámbulo hacia su nueva etapa como compositor, una en la que se distanció un poco de sus orígenes de country por un sonido más de rock.

 

6. Zuma (1975)

2

El segundo álbum de Young lanzado de manera oficial en colaboración con Crazy HorseZuma es uno de los trabajos más introspectivos de la carrera del músico canadiense. Este resalta debido a que tiene el que es probablemente el mejor solo del magnífico guitarrista, que se encuentra en “Cortez the Killer”, una de las canciones más queridas entre los fans de Neil Young.

 

5. Rust Never Sleeps (1979)

3

El tercer álbum de Young en compañía de Crazy Horse es en realidad un álbum en vivo pero considerado de estudio. ¿Cómo? Las canciones del álbum fueron grabadas durante una presentación de la banda en 1978, luego se trató de eliminar el ruido de la audiencia y se hicieron algunos overdubs, y así nació Rust Never Sleeps. El álbum abre y cierra con dos de las canciones más famosas de Young, “My My, Hey Hey (Out of the Blue)” y “Hey Hey, My My (Into the Black)” y se caracteriza porque la primera mitad es acústica y la segunda, eléctrica.

 

4. Harvest (1972)

4

Un álbum más cercano al country que al rock, ya que se caracteriza por su favoritismo por las guitarras acústicas encima de las eléctricas. Este trabajo fue grabado en Nashville, capital del country en Estados Unidos, con experimentados músicos del género, parte de la escena de esa ciudad. Contiene la canción más popular de Young, “Heart of Gold” y algunas de sus más reconocidas, como “Old Man” o la oscura “The Needle and the Damage Done”.

 

3. Tonight’s the Night (1975)

5

El trabajo más doloroso e íntimo de Neil Young, en parte debido a que está dedicado a Danny Whitten, que murió en 1972, y a Bruce Berry, fallecido en 1973. El primero, guitarrista de Crazy Horse y el segundo, roadie de Young. Ambos eran muy cercanos al músico, por lo que sus muertes sumieron a Neil Young en una dura depresión, la cual se refleja en el tono oscuro y crudo de este álbum.

 

2. Everybody Knows this is Nowhere (1969)

6

El primer álbum en colaboración con Crazy Horse, en el cual funcionan como la sección rítmica perfecta. Este trabajo se basa en la repetición que aporta Crazy Horse, sobre la cual Young puede explayarse con solos que establecieron su peculiar estilo. Canciones como “Down by the River” o “Cowgirl in the Sand” se benefician de su larga duración para ejemplificar perfectamente esta armonía entre Young y su banda. Una obra maestra del rock y el mejor álbum de Neil Young, de no ser por…

 

1. After the Gold Rush (1970)

7

La guía para principiantes de Neil Young, y con justa razón. After the Gold Rush encapsula todos los estilos y la versatilidad que hicieron de Young un músico tan dinámico y talentoso. El folk de “Tell Me Why”, la lírica fantástica de “After the Gold Rush”, la distorsión y conciencia social de “Southern Man” y el romanticismo de “Only Love Can Break Your Heart”, este álbum representa en su totalidad la personalidad y capacidad de uno de los músicos más importantes de la historia.

Anuncios

1 comment on “Sobre la mesa: los 7 mejores álbumes de Neil Young

  1. Gran post Sebastián, muy de acuerdo con lo que comentas del dios Neil Young, sin duda.

    Siempre es difícil destacar álbumes de una trayectoria tan extensa como la del canadiense pero estoy de acuerdo con que la mayor parte de sus primeros álbumes, los que cubren Neil Young de 1968 hasta Rust Never Sleeps de 1977, son indispensables, contando también ese directo que no es muy conocido que se llama Time Fades Away de 1973. Del resto de su carrera se podrían añadir algunos pero está claro que no alcanzaron la gloria de estos álbumes de los 70. Para mi gusto, mi preferido es On The Beach sin duda, aunque como digo, me encantan todos esos álbumes de los 60/70 (también me gusta mucho su trabajo con Buffalo Springfield y claro, con David Crosby, Stephen Stills y Graham Nash).

    Yo añadiría también a la lista a Hawks & Doves de 1980, muy melancólico y excelente trabajo también; Ragged Glory de 1990 con sus Crazy Horse; Sleep with Angels de 1994, Mirrorball con los tremendos Pearl Jam de 1995; Fork in the Road del 2009 y Psychedelic Pill del 2012. Creo que estos son también reseñables, así como la banda sonora para Dead Man de Jim Jarmusch (tremenda película).

    En toda su carrera y su música, encontramos la personalidad dual y a la vez combativa de Neil Young, acrecentada por sus problemas de salud que ha padecido desde siempre; un Neil Young melancólico, nostálgico y triste, profundo y dramático que para mi gusto es el más talentoso y también un Neil Young combativo, alegre y romántico. Eso se ve claramente en toda su discografía aunque ya hace tiempo que los tiempos de tristeza y dramatismo los dejó atrás y escuchamos a un Neil Young más combativo y enérgico.

    Muy grande Mr. Young!!! Mucho!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s