Las 7 mejores producciones hip-hop de la década (2010-2015)

En lo que llevamos de la década, se ha empezado a ver la dirección general de las nuevas tendencias en el ámbito musical. Estas mismas representan un momento importante e interesante para el hip-hop. Un trazo de madurez y convergencia con otros estilos es más presente que nunca. Los productores ahora son igual de superestrellas que el mismo rapero. De la misma manera que todos quieren un verso con Future, todos quieren un beat de Metro Boomin.

Cuando el trap de Atlanta reina la escena en los clubes y Death Grips el underground. Cuando la ampliación artística del álbum hip-hop se expande y cuando ya no basta saber samplear y usar un drum machine para producir hip-hop . Aquí están 7 producciones claves para la madurez, expansión, y detalle del género.

Hot Sauce Committee Part Two – Beastie Boys (2011)

artworks-000006672528-senf1x-original

En retrospectiva, la última entrega de los Beastie Boys es una celebración. Para muchos, sigue siendo misterio cómo el trío neoyorquino logró tanta condecoración e influencia en el mundo del hip-hop, pero cualquiera que los mencione dentro de los grandes sabe que gran parte su éxito se debe a su exploración sónica. Todos los esfuerzos del acto tuvieron, de una u otra manera algo que empujó los límites y salió de la zona de confort del género. Aquí, los Beastie se divierten con un juguetón y desconcertante paisaje que se sigue revelando conforme se explora, que desvela más y más mientras sus capas caen. Este es un álbum de hip-hop psicodélico en su máxima expresión.

Live.Love.A$AP – A$AP Rocky (2011)

00.-Cover155

La nueva década trajo su abasto de nuevas tendencias. Entre chillwave, vaporwave, witch house y cloudrap, el underground tuvo con que jugar. Dentro de este último, la exploración del hip-hop atmosférico, electrónico, lento y melancólico fue provechosa. Cuando A$AP Rocky salto a la fama con su debut, no solo se postuló como la nueva cara de Nueva York ante un mundo de hip-hop más diversificado que nunca, pero trajo en su producción influencias de cloudrap que se filtraron con el mismo Rocky a un panorama mucho más accesible.

XXX – Danny Brown (2011)

20110809-DANNYBROWN

El posterboy para rapero hipster, llegó a venderle a una generación entera sus dos cosas favoritas: drogas y estilo. Ácido, seco, casi industrial y lleno de humor. Brown, llegó con un álbum que no sólo lo mostraba hambriento, pero sacaba un sonido con la persistencia, agresividad y coraje del rock. Sin miedo a llegar a ser incomprensible y con la modernidad de la electrónica, este álbum mostró al rapero como un potencial rockstar.

Yeezus – Kanye West (2013)

a7ffd4f851d390e339523b05385e2b36.500x500x1

La eterna figura de controversia, en 2013 se embarcó en otro proyecto ridículamente ambicioso. Con un ejército de productores y músicos escurriendo por sus dedos, inició el motor de guerra. Rick Rubin, Daft Punk, Salem, No I.D., Arca, Justin Vernon, Chris Martin y Frank Ocean son algunos de los colaboradores del mutante de industrial, de chicago acid house, de alt-rap, de rock y R&B de Kanye. Un monstruo abrasivo y áspero, aunque curiosamente minimalista. Una especie de broma cínica por parte de West, que dividió a los amantes del hip-hop de los amantes de la música underground.

Because the Internet – Childish Gambino (2013)

a61ee51a

Donald Glover empezó su carrera musical de manera discreta. Luego se dejó crecer, con esta especie de experimento cinemático que se acompañó en algún tiempo por un ahora desaparecido guión interactivo. Gambino tomo lo monumental y lleno de color del pop, lo explosivo e infamante del trap sureño, solo para deformar y desproporcionar un sueño en la psicodelia de la electrónica. Este proyecto, en su deseo de ser teatral, por momentos pierde su rumbo, pero siempre regresa lleno de grandes sensibilidades y modernidad.

Niggas on the Moon – Death Grips (2014)

Niggas-cover-1200La primera mitad del album doble: The Powers That B, tan única, como la segunda. Parece que aquí, Death Grips exploro a detalle su lado digital. Con el apoyo vocal de Björk consiguieron su álbum más abstracto hasta el momento. Las baterías construidas por fragmentos de la voz de la islandesa y el desate de Andy Morin resultan en un trabajo desorientador, lleno de sonidos jamás antes escuchados.

To Pimp A Butterfly – Kendrick Lamar (2015)

61T7NapDhuL

El álbum que debería ser ejemplo para cualquier músico de esta generación, con tal de hacerlos comprender la extensión de la expresión artística. La nueva generación de música afroamericana podría verse en la electrónica de Flying Lotus, el jazz de Kamasi Washington, el funk de Thundercat y en el hip-hop de Kendrick Lamar. No es coincidencia, que en esta producción todos estos y más, convergieran en un trabajo delicado, detallado, preciso y cálido. Este álbum, es consciente de lo que quiere, sabe cuando menos es más y cuando es necesario explorar. Toma seriedad sobre lo que hace, pero no pierde la esencia emocional de lo que quiere.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s