Álbumes Listas

Los 7 mejores álbumes de ambient

“Ambient music must be able to accommodate many levels of listening attention without enforcing one in particular; it must be as ignorable as it is interesting.” – Brian Eno

Desde la década de los ’70, el uso de recursos electrónicos, así como la amplia posibilidad de creación de sonidos que trajo a la mesa el sintetizador, proveyeron a la música con las herramientas para crecer descomunalmente en el aspecto sónico, ocupando espacios a su máxima capacidad. La visión de artistas como Vangelis, Wendy Carlos y Kraftwerk fueron peldaños esenciales para la construcción de lo que hoy llamamos ambient.

Con Brian Eno, lo que se escurría por las lenguas de los músicos tomó forma. Con un manifiesto y conceptualización profunda de lo que quería hacer, Eno modernizó y popularizó este acercamiento a la música. Trascendiendo conceptos de emoción y experimentación, el ambient ofreció colores, texturas y atmósferas monumentales a la música moderna. Así, nació el ambient, siendo la delicadeza que resalta a los ojos, a pesar de no exigir atención. Dentro del desarrollo de este género estos son los álbumes que mantienen su grandeza por su individual y única perspectiva.

U.F. Orb – The Orb (1992)

117040850

Dentro de la ridícula extensión de la discografía de The Orb, hay pocos rincones de música electrónica que no hayan explorado, al menos superficialmente. Al inicio de su carrera Alex Paterson tomó un camino diferente para hacer house. Con tempos más lentos y un trabajo de síntesis mucho más detallado e inspirado en el ambient ya existente, consiguió una marca de música electrónica muy diferente. Esta a pesar de buscar el mismo efecto rave del trance y envoltura sónica, disfrutaba de sus tangentes introspectivas y atmosféricas.

Cluster II – Cluster (1972)

cover_Cluster72-788545.jpg

Con toda la destreza del krautrock y reducidos a un dúo, Cluster hizo un álbum que a pesar de ser instrumental, tenía una clara voz. En unos años más trabajarían con Eno, convergiendo dos de las visiones más amplias del género, pero aquí caminaron sobre un sendero que funcionaria como blueprint de futuros desarrollos. La instrumentación, la estructura y el drone fueron examinados a detalle en un álbum adelantado a su época.

Phaedra – Tangerine Dream (1974)

25705_1

Es difícil focalizar la importancia de un acto como Tangerine Dream. Su prolífica carrera y visionaria expansión los ponen como un must de cualquier estudioso de la música. Phaedra, siempre sale como un álbum a apuntar por su hipnótica persecución a través de secuencias, su teatralidad futurista y misterioso aire. El tratamiento de la instrumentación en este álbum es tan preciso y ambicioso para su momento, que al día de hoy sigue siendo extraordinario, así como referencia histórica.

Substrata – Biosphere (1997)

biospheresubstratafront

Dentro de la conceptualización del ambient por Eno, tal vez Substrata es uno de los álbumes mejor logrados. El uso de sonidos ambientales, tanto rurales como urbanos y un paciente trabajo instrumental lograron hacer un monstruo de trabajo. Dentro del mismo álbum hay una clara temática emocional que escurre por las interpretaciones y composiciones formando paisajes cautivantes. Un álbum balanceado y esencial para el género.

Firmament II – Main (1994)

CS1245393-02A-BIG

En esencia, la música de Main es completamente ambiental. A diferencia de todos sus compañeros de género, ellos disfrutaron de un ángulo del ambient mucho más abstracto. Alejándose de los sintetizadores, secuenciadores y cintas tan clásicos del género, trabajaron con guitarras y un ejército de pedales que se desenvolvieron en complejos tapices de texturas impredecibles. Tratar de encontrar las fuentes del sonido de este álbum es un trabajo casi imposible, pero la maravilla está en su capacidad de lenguaje. Este es el ambient desmenuzado y erosionado.

Pavilion Of Dreams – Harold Budd (1978)

cover_13361742010

Dos años antes de el Ambient 2/ The Plateaux Of Mirror, Budd ya tenia su enfoque en este estilo, trabajando con la producción de Eno. En el Pavilion Of Dreams, tal vez accidentalmente el compositor neoclásico hizo un trabajo un tanto revisionista. Este álbum trata de manera moderna los principios de la música ambiental en su aspecto más rústico, pero sin abusar de los recursos típicos, como la atmósfera inquebrantable de un sintetizador. Más bien este trata con gran tacto la composición clásica como una herramienta más para llegar al objeto.

Ambient 1: Music for Airports – Brian Eno (1978)

296192196_d785e0d1eb

Es poco lo que se puede decir de algo que ya se ha dicho tanto, de un álbum tan influyente como este. Si bien, también es cierto que Eno no inventó el género, definitivamente lo concretó. Este es un ejemplo de indagación con razón, uno de experimentación con forma. Desde los comentarios del álbum hasta las partituras se aprecia la ambición de darle sentido a algo tan amorfo, abstracto y mutable como la música ambiental. Aquí, disfrutamos de la extensión de un arte indefinido, pero preciso.

Menciones honoríficas:

  • Fennesz – Endless Summer (2001)
  • Gas – Königsforst (1999)
  • Aphex Twin – Selected Ambient Works, Vol. II (1994)
Anuncios

0 comments on “Los 7 mejores álbumes de ambient

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s