Álbumes Listas

7 álbumes clásicos que duran menos de 30 minutos

Pareciera que cada año que pasa la duración promedio de un álbum se incrementa. En los sesenta lo normal era lanzar un álbum de entre 30 y 35 minutos, mientras que hoy es muy común ver en el Hip-Hop materiales que duran 70 u 80 minutos. Lo que antes era considerada la duración de un álbum doble, dadas las limitaciones del disco de vinilo, hoy es un álbum sencillo. Por ejemplo, Blonde on Blonde de Bob Dylan, considerado el primer álbum doble de la historia del Rock, dura 73 minutos. El último trabajo de James Blake, The Colour in Anything, que no es un álbum doble, dura 76 minutos. Este es uno de muchos ejemplos en la actualidad, de los cuales la mayoría no justifican su larga duración, ya que se trata de sencillos rodeados de relleno. Sin embargo, hay bandas que nos han regalado álbumes que en un abrir y cerrar de ojos nos comunicaron todo lo que tenían decir, canciones que van al punto, álbumes concisos y directos. Hoy les presentaremos 7 de estos álbumes, que duran menos de 30 minutos y son considerados grandiosos por fans y críticos.

Milo Goes to College – Descendents (1982)

51yhkcq1d2l

Es bastante común en el Hardcore encontrarse álbumes que duran menos de media hora, pero si tenemos que elegir uno como el referente máximo de esta característica, ese debe ser el debut de los Descendents. En 22 minutos la banda oriunda de California habla sobre ser Punk, sobre amor, sobre la adolescencia y sobre el sentimiento de enterarte del suicidio de tu novia. Todo eso mientras sentaban las bases del Hardcore melódico.

 

Reign in Blood – Slayer (1986)

6180e4zwl2l

Mientras que sus contemporáneos se dedicaban a hacer canciones de estructuras complejas y largos solos, Slayer encontró la fórmula perfecta en la forma de un asalto sónico de 29 minutos. 29 minutos en los que no hay piedad para el oyente, 29 minutos de riffs veloces, solos disonantes, “blast beats” de batería y letras que compiten en lo grotesco con Evil Dead de Sam Raimi. Es decir, un clásico instantáneo y uno de los mejores álbumes de la historia del Metal.

 

Zombie – Fela Kuti (1976)

51wvgp-bt2bl

Una crítica al poder déspota del ejército nigeriano y la cumbre del afrobeat, en dos tracks que no tienen otro efecto que ponerte a bailar. La obra maestra de Fela Kuti tiene una duración de 25 minutos, los cuales fungen como el manual para tocar el género que él mismo inventó, y que daría una identidad única a la música popular africana.

 

Dressed to Kill – Kiss (1975)

kiss-dressed-to-kill

Antes del Disco, los escándalos, de descubrir que Gene Simmons es muy molesto, de los ochenta, de quitarse el maquillaje, Kiss era una banda increíble. La primera etapa de su carrera está plagada de clásicos, como este que dura 3o minutos. Se nos pasa de la media hora por siete segundos, pero vamos, por siete segundos no vamos a hacer un escándalo. No todo el rock tiene que ser serio y ambicioso, siempre hay un lugar para aquellos que prefieren la fiesta y la diversión, y no hay nadie más fiestero y divertido que Kiss en el negocio.

 

Ramones – Ramones (1976)

4516792583_fea129c702

Recientemente nombramos este álbum como uno de los debut más influyentes de la historia, y con justa razón, ya que no hay ninguna canción de este álbum que no sea un clásico del Punk. Catorce canciones en 29 minutos es la medida perfecta para dejar tu nombre grabado en los anales del Rock, demostrando que nadie necesita canciones que duren más de dos minutos para probar un punto.

 

Pink Moon – Nick Drake (1972)

51htusq7jql

El cliché del cantautor atormentado por sus demonios internos surgió con el triste suicidio de Nick Drake. Su breve pero importantísima carrera muestra un alma atormentada, y sus letras y el tono general de su último álbum, Pink Moon, funcionan como el testamento de un hombre que perdió la batalla contra la depresión.

 

Bookends – Simon & Garfunkel (1968)

folder

Siempre imitados, nunca igualados, el dúo de folk estadounidense sentó las bases de todo el “indie folk” que escuchamos hoy en día en su magnífica racha de álbumes que comenzó con Sounds of Silence y terminó con Bridge Over Troubled Water. A la mitad de esa racha aparece Bookends, que con 29 minutos de duración se da el tiempo de desarrollar un concepto, contando una historia que gira alrededor de las diferentes etapas de la vida, comenzando en la infancia y terminando en la vejez. Ambicioso, breve, magnífico.

 

Anuncios

0 comments on “7 álbumes clásicos que duran menos de 30 minutos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s