Los 7 artistas más icónicos de Virgin Records

Al haber comenzado como una tienda de discos importados solicitados por correo, la historia de Virgin está indudablemente arraigada en la música. Richard Branson comenzó un emporio cuando fundó su primera tienda física de discos en 1971, que terminaría por definir la historia de la música desde una pequeña ubicación en Notting Hill Gate, Londres. Tras sólo un año de funcionamiento, Branson había acumulado suficiente capital para hacer crecer el negocio, y así creó formalmente Virgin Records en 1972, estableciéndose desde ese momento como la disquera que llegaría a reformar el panorama musical.

Fundándose en una época en la que el vinil todavía dominaba el mercado y los discos físicos aún se vendían, podría parecer que el camino era fácil para una disquera. Sin embargo, la competencia en el mercado y la homogeneización en los gustos hacía que el público tuviera preferencias bastante definidas, limitando el espacio creativo en el que se podían desarrollar los nuevos artistas.

Fue aquí donde Branson encontró el nicho al que nadie más le estaba poniendo atención, al convertir a Virgin Records en una de las primeras disqueras en apoyar géneros como el rock progresivo o el space rock y siendo la cuna de movimientos como el punk, el post-punk, el new wave, o, más tarde, el trip hop.

Con la popularidad del cassette en la década de los 80s y el CD en los 90s, la forma de consumir música cambió a pasos agigantados. Esto hizo que la lucha de las disqueras por mantenerse vigentes fuera más allá de lanzar nuevos discos y comenzaran a buscar otras formas de llegar a sus audiencias. Esta presión generó que las grandes disqueras transnacionales comenzaran a adueñarse de sus competidores; por lo que en 1992, y tras la crisis por la que pasaba Virgin Atlantic, la aerolínea que había fundado en 1984, Richard Branson decidió vender Virgin Records a EMI por 500 millones de libras. Posteriormente, EMI sería adquirida por Universal Music Group en 2012, con lo que Virgin resurgiría como Virgin EMI Records en 2013.

A pesar de los cambios, la búsqueda constante por llevar nuevas y diferentes propuestas al público es lo que ha caracterizado a Virgin desde su fundación, siendo estos algunos de los artistas más icónicos surgidos de las filas de una de las disqueras más disruptivas en la historia de la música, organizados en orden cronológico.

Mike Oldfield

mike-oldfield-tubular-bells

El precoz multiinstrumentista no tenía siquiera 20 años cuando su demo de Tubular Bells llamó la atención de Richard Branson, quien le daría carta blanca para completar el proyecto en The Manor, la mansión convertida en estudio que el joven Branson había adquirido en 1971 y que sería el primer estudio residencial de su tipo. Así, Tubular Bells se convertiría en el primer álbum publicado bajo el sello Virgin Records en 1973, con el número de catálogo V2001, y en todo un ícono de la disquera.

El cautivador álbum terminó siendo sampleado en el inquietante soundtrack de El Exorcista, lo que ayudó a aumentar su popularidad, y vendió más de 15 millones de copias. Es tal el cariño y la importancia del álbum para la historia de Virgin que Branson ha nombrado dos aviones de Virgin Atlantic ‘Tubular Belle’ en su honor y ha hecho referencias al álbum en anuncios de Virgin Media y Virgin Money.

Hasta la fecha, más de 40 años después, Mike Oldfield sigue en las líneas de Virgin, ahora como Virgin EMI Records.

Sex Pistols

pistolsink

Después de ser botados por EMI, tras el escándalo en la entrevista con Bill Grundy, y luego de que A&M terminara su contrato sólo seis días después de haberlo firmado y destruyera las 5,000 copias que ya se habían fabricado de ‘God Save The Queen’, la banda más representativa del punk había agotados sus opciones de disqueras dispuestas a lanzar su material.

Fue entonces que Virgin llegó al rescate y lanzó el icónico sencillo, que coincidió estratégicamente con los festejos por el 25º aniversario del ascenso al trono de la Reina Isabel II, en mayo de 1977, y terminó por vender más de 150,000 copias en una semana. El furor que había en torno al álbum debut de la banda, Never Mind the Bollocks, Here’s the Sex Pistols, ayudó a Virgin a reposicionarse como un escaparate para el movimiento punk, alejándose de su fama de ser una disquera dedicada exclusivamente al mercado del rock progresivo.

Tras la corta y caótica existencia de la banda, fue el mismo Richard Branson quien pagó por el vuelo de regreso de Johnny Rotten después de la separación de la agrupación tras su gira por Estados Unidos. El vuelo de Rotten tendría una parada previa en Jamaica, en donde Branson lo presentaría con los miembros de Devo, intentando que la banda lo aceptara como su nuevo vocalista; algo a lo que se negaron terminantemente.

Magazine

magazine-howard-devoto-live-at-rafters-manchester-photo-by-kevin-cummins-1978

Liderados por el enigmático Howard Devoto, tras su salida de Buzzcocks, Magazine sería una de las bandas más icónicas para el desarrollo del entonces inexistente post-punk. La banda lanzaría cuatro álbumes de estudio bajo el ala de Virgin, siendo Real Life, su álbum debut de 1978, uno de los discos considerados como pioneros del género, y que haría de la disquera inglesa la cuna del movimiento.

Tras influir en gente como Morrissey, Simple Minds o, mucho tiempo después, Radiohead, los miembros de Magazine tendrían éxito posteriormente con proyectos como Visage, Siouxsie and the Banshees o Swing Out Sister. Sería hasta 2009 que llegaría su gira de reencuentro, con la que recorrieron Inglaterra por un par de años antes de volverse a separar.

The Human League

Ya en 1978 David Bowie había declarado a The Human League como “el futuro del pop”, y sin duda terminaría por ser una de las bandas que marcaron el sonido de una década. Algo que Virgin sabía bastante bien y que los llevó a ficharlos en 1979. Por diferencias creativas, el cuarteto se dividiría en 1980, en un acontecimiento bastante fortuito para el sonido de la banda. Ian Craig Marsh y Martin Ware se marcharían para formar Heaven 17, mientras que el lìder, Phil Oakey, se haría cargo de toda la dirección creativa a partir de ese momento.

Después de reclutar a las entonces adolescentes Joanne Catherall y Susan Ann Sulley, y con la ayuda del productor Martin Rushent, The Human League lanzaría el álbum que terminaría por definir el sonido del pop en los 80’s. Dare se estrenaría en 1981 y “Don’t You Want Me” invadiría las listas de éxitos, siendo este el primer sencillo de Virgin en llegar al número uno de popularidad.

Culture Club

Culture Club

Liderados por el ecléctico Boy George, la icónica banda del movimiento new romantic inglés necesitó sólo tres sencillos para llegar al número uno de las listas de popularidad con “Do You Really Want To Hurt Me?”.

Culture Club sería el estandarte en la nueva invasión británica de los charts en Estados Unidos a principios de los 80’s con el lanzamiento de su álbum debut Kissing to Be Clever, publicado por Virgin en 1982. De esta forma iniciaría una prolífica colaboración que incluiría los cinco discos de estudio de la banda y más de 50 millones de discos vendidos.

Massive Attack

Massive Attack

Después de haber formado parte del colectivo The Wild Bunch, el soundsystem más icónico de Bristol,  Robert “3D” Del Naja, Grant “Daddy G” Marshall y Andy “Mushroom” Vowles decidieron llevar su sonido a otras latitudes y comenzaron a forjar lo que después sería Massive Attack.

Con la ayuda de Neneh Cherry firmaron con Circa Records, que después pasaría a formar parte de Virgin, y comenzaron a trabajar en su álbum debut. Finalmente lanzarían Blue Lines con su propia disquera, Wild Bunch, bajo el subsidio de Virgin, en 1991, convirtiéndose en el que sería considerado el primer álbum del trip hop, estableciendo a Massive Attack como una de las bandas más innovadoras de la década de los 90’s y los fundadores del Bristol sound.

Daft Punk

daft_punk_without_masks

Con un par de sencillos lanzados en el sello independiente Soma Quality Recordings, “The New Wave” y “Da Funk”, el dúo formado por Thomas Bangalter y Guy-Manuel de Homem-Christo se había puesto en la mira de todas las disqueras que veían en ellos el nuevo hito de la música electrónica.

La pelea por hacerse de su talento para lanzar el álbum debut de la agrupación francesa fue encarnizada, pero finalmente fue Virgin quien terminó ganando la carrera, firmando el contrato en 1996. Después de relanzar “Da Funk”, con “Musique” como b-side, comenzaron a trabajar en lo que sería Homework, grabándolo en su estudio Daft House tras acordar una completa libertad creativa para realizarlo. Homework sería lanzado en 1997 y hasta la fecha ha vendido más de 2 millones de copias, convirtiéndolos sin duda en uno de los actos más exitosos del sello, en donde también lanzarían Discovery (2001), Alive 1997 (2001), Daft Club (2003), Human After All (2005), Musique Vol. 1 1993-2005 (2006) y Alive 2007 (2007).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s